¿Vamos a una democracia tutelada por los comisarios?

policia-mdp

La policía emitió un mensaje envenenado a los poderes políticos provinciales y al nacional que dice muy escuetamente:

“Mirá lo que te espera si no arreglás con nosotros”

De buenas a primeras afloró un poder con una capacidad de daño que aunque se la sospechara, quizá no estaba del todo dimensionada. Años de esconder la mugre bajo la alfombra y de arreglos tácticos a niveles regionales y hasta locales con el comisario de la vuelta y/o el jefe de la departamental, sin una política en la materia, explotó y las consecuencias son imprevisibles.

De momento habrá que ver cómo se juntan los recursos para solventar los pedidos que con toda lógica vendrán de los estatales a lo largo y ancho del país ¿Sabrá capitalizar esta demanda el gobierno nacional para apoyarse en los reclamos de los trabajadores y tocar en todos los lugares donde haya que tocar como único recurso para satisfacer tanto reclamo?

Al cumplir 30 años, la democracia argentina ha comprobado que el factor militar, como talón de Aquiles del golpismo ha desaparecido ya hace rato pero ha surgido otro con un poder de presión quizá mucho más jodido por el entretejido hediondo que posee en cada barrio y en cada ciudad. El poder de la policía es fabuloso por los contactos que maneja con el hampa en todos sus varietales, desde el narco hasta las barras de los clubes de fútbol. Se podrá discutir todo lo que sea necesario y habrá que hacerlo, se deberá reconocer que no se tuvo una política policial a nivel país y a niveles provinciales, pero también reconocer que ninguna fuerza política tiene un proyecto serio al respecto, lo que agrava aún más la situación porque, a ver si nos entendemos: el poder policial corta transversalmente a toda la política y lo ha demostrado en estos días, arrodillando a todos los gobernas, desde Scioli a De la Sota, pasando por Bonfatti y Alperovich.

Lo escribí ayer y lo repito: la política está ante un desafío de proporciones mayúsculas y debería proceder de acuerdo al tamaño del desafío. De no hacerlo, nos espera un tiempo de gobiernos tutelados por los comisarios.

Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Email this to someone

Artículos Relacionados

  1. Mas los reclamos que van a hacer los trabajadores privados que no se van a querer quedar afuera.
    Y las demandas entonces, y el llanto del empresariado.
    Y la inflación, y la mar en coche.
    Mas allá de la repugnante práctica extorsiva de estos mafiosos, el desbarajuste que armaron en lo económico es insospechable.

    1. Daniel, su frase “… el desbarajuste que armaron en lo económico es insospechable….” suena a excusa. Hay ya un desbarajuste económico y el accionar de estas bandas, pero en especial el accionar de quienes les dieron respuesta, suma en el mismo sentido.

      No pretenda ver, ni sugerir, como parece que hace con su frase, que en el accionar mafioso y extorsivo esté la razón del desaguisado económico de hoy, y menos de sus consecuencias que se hacen cada vez más predecibles…

  2. Bien, gerardo, has comprendido que el poder de orden (y de extorsión) lo tiene, lo tuvo y lo tendrá la policía…

    Besis!

Leave a Reply