Te mando un abrazo, pelado querido!!

Conocí a Fernando allá por 2012, en la radio de Las Madres. Lo aprendí a querer y valorar rápidamente porque es de esos tipos que tienen madera de la buena y se les nota al primer gesto. Lo llevé al poco tiempo a la redacción de Diario Registrado, al que yo codirigía por entonces y sigue ahí hasta el día de la fecha. Sé de su amor incondicional por el Indio, por eso ayer, cuando lo vi entrar a lo de Petinatto su cara me dijo todo ¿Viste cuando un gesto dice más que mil palabras? Bueno, eso me pasó anoche.

¿Por qué el dispositivo de medios tomó tan a full los sucesos de Olavarría otorgándole un espacio infinitamente mayor al desastre de Costa Salguero donde murieron 5 jóvenes un año atrás? Creo que se les fue de las manos y luego le dieron máquina con algún objetivo claro. Después de dos días de leer y escuchar todo lo que se dijo, se agigantó y se mintió sobre lo sucedido me queda claro un punto central y es que lo que expresa el Indio es disfuncional al modelo de país que los medios hegemónicos y Macri pretenden implantar. No voy a entrar en disquisiciones más finas porque eso ya lo han hecho otros con mayor autoridad. Lo único que digo es que tamaña difusión a los sucesos de Olavarría buscan, por un lado reiniciar la agenda, para correr del centro muchas noticias que le hacen daño al gobierno al que los grandes medios apañan pero por otro -para mí lo más importante- está el intento de demonizar todo lo que el indio representa y expresa, con aciertos, con errores, con extravagancias de todo tipo. El Indio expresa el sentimiento de un sector mayoritario de las nuevas generaciones de argentinos y eso va mucho más allá de lo estrictamente musical y los aspectos organizativos. Ningún asistente a Olavarría dirá que estuvo todo perfecto y nadie dejará de admitir que hay aspectos que se deben mejorar, pero esa es otra historia que tampoco le interesa a un sistema de medios que aborda la crónica de los sucesos al mejor estilo “señora gorda”. Les jode un artista que mueve multitudes sin bajar una sola bandera respecto a la baja de la edad de imputabilidad de los menores, la cuestión de Derechos Humanos y tantas otras banderas que son troncales en su ritual, les jode que los pibes voten por un país distinto cada vez que el Indio actúa. Por eso le saltan a la yugular y por eso quiero con estas pocas líneas mandarte un abrazo, pelado querido, compartiendo una a una tus palabras de ayer, donde tuviste el mal momento de intentar explicar algo ante un star que vaya uno a saber por qué -no viene al caso- aprovechó la volada para sacarse broncas ¿Celos? que vienen de muy atrás y que, la verdad, no me importan.

Tu cara de anoche lo dijo todo: expresó el sentimiento de injusticia que sintió toda la monada que siempre hace hasta lo imposible para reunirse con la excusa del Indio. Honestamente, creo que más allá del Indio, hay una generación que no está dispuesta a dejarse domesticar y por eso esta campaña contra el Indio, porque por ahí empieza, pero sigue con los centenares de miles que al escucharlo ratifican la decisión de enfrentar un modelo de sociedad que no nos gusta tampoco a muchos de los más viejos.

Abrazo, nene

Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Email this to someone

Artículos Relacionados

Leave a Reply