Que los pobres nos esperen, eh…

Los senadores de La Cámpora no votaron la #EmergenciaSocial que, no obstante, fue aprobada hace un rato en el Senado y transformada en Ley. Un instrumento, tan sólo un instrumento, que permitirá darle una cobertura a ese 30% de trabajadores no sindicalizados, un instrumento que suma para los de más abajo, ha sido ninguneado por quienes se autoerigen en “los pibes para la Liberación” ¿Liberación de quién?

¿Cómo es? ¿Hasta que vuelvan -si es que aso sucede algún día- que los pobres se caguen de hambre? ¿La lucha por los derechos sociales se para cuando la sociedad elige otra opción política para que la gobierne?
Si por algo he disentido troncalmente con el oportunismo de izquierda es por la forma en que, escudado en grandilocuentes discursos, históricamente se caga en los sectores a los que dice representar. Lo de La Cámpora de hoy en el Senado de la Nación se inscribe en es misma lógica pequeñoburquesa según la cuál, la revolución se hará sólo si yo la dirijo…

La vida, el país y la pobreza sigue chicos ¡Y hay que hacerse cargo!!!!
Lo que significa ratificar minuto a minuto el compromiso para mejorarle la vida a los desesperados y siempre yendo de menor a mayor. La #EmergenciaSocial no es la solución definitiva, pero apunta para el lado de la justicia Y NINGUNA FUERZA QUE SE SIGA REPRESENTANTE DE LOS SECTORES POPULARES PUEDE NEGARSE A APOYARLA, SALVO QUE, EN VERDAD, LOS POBRES LES IMPORTEN UNA MIERDA!!!

Y por si fuera poco, tampoco firmaron en el Senado el dictamen de Ganancias que se aprobó en Diputados…

Callate lengua!

Share on Google+1Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Email this to someone

Artículos Relacionados

Leave a Reply