Nuevas escenas de peronismo explícito

Noche corta, imposible de alargar poco más allá de las 4:00. Salto de la cama ávido de comprobar si los peores presentimientos que me atormentan se han hecho realidad en las tapas de los diarios y en sus interpretaciones de la marcha monumental de ayer. Leo con frenesí, voy de Clarín a Página, de Página a El Cronista, a La Nacion, paso por ámbito, chusmeo Perfil… Devoro todo texto referido a lo de ayer y lamentablemente, el repaso ratifica que los pálpitos eran correctos. El fantasma redivivo de Herminio incendiando el ataud allá por 1983 se me aparece en todo su esplendor.

La desprolijidad del final se llevó puesto, en términos de relato mediático, que hubo cientos de miles de trabajadores en las calles y que esto preanuncia un futuro de suma tensión para el gobierno de Macri. Es como en el fútbol: dominaste el primer tiempo y parte del segundo, pero en los minutos finales te dieron vuelta el resultado y a cantarle a Gardel. La política tiene mucho de esto.

Creo que esas imágenes del final tienen un impacto demoledor en anchas franjas de los sectores medios, tan proclives siempre al espanto antiperonista. El horror por ciertas escenas de peronismo explícito junta en la misma vereda a gorilones conservadores con otros que llegados desde diversas barriadas del progresismo, con y sin militancia previa, sueñan con sacarse de encima esta contradicción permanente que es todo aquello que huela a peronismo. Y cuando hablo de peronismo, me refiero a ese colectivo multiforme que se expresó ayer en la marcha, no ha fracciones más homogéneas, y por ende más pequeñas (que ayer tuvieron su momento de gozo) Y también cuando hablo de este peronismo explícito dudo respecto a si estoy siendo preciso en el análisis o si caigo en el vicio de repetir viejas fórmulas descriptivas. Quiero decir que me pregunto, cada vez más seguido, si esta versión explícita del peronismo es la foto de una vigencia o un estertor, pero, la verdad, todavía no hallo respuesta.

De todos modos, la duda queda confesada…

Pero busquemos datos positivos en los sucesos de ayer, porque de eso se trata: Para quienes estamos comprometidos en modificar el rumbo de la política económica del macrismo, lo definitorio es la inmensa cantidad de gente que se movilizó, ahí está el gran capital, el resto se va conversando. Si somos capaces de presionar a la dirigencia para ponerle fecha al paro y concretarlo, habremos dado un paso adelante importante, que si bien no soluciona el problema de fondo, al menos nos coloca en una perspectiva favorable: es como que los que estamos atacando somos nosotros, por más que el partido lo estén ganando ellos. Y no es un simple consuelo: mucho peor es estar 2 a 0 abajo y tener rodeada la manzana.

El acto de ayer por un lado suma, y por otro resta: Suma porque nos demostró que está latente un espacio político heterogéneo como hace años no se lo divisaba tan claramente (habría que remontarse al último acto de Hugo Moyano de 2011 en la 9 de Julio para refrescar una muchedumbre como la de ayer, y quizá mayor aún) Pero lo de ayer resta porque el final espantó a sectores medios que en momentos críticos, donde la tensión se acrecienta, muy probablemente huyan a los brazos del poder hegemónico que en momentos aciagos les promete previsibilidad.

El resto es construcción, compañeros. Como siempre, está todo por hacerse. Así es la política y así son las condiciones en que se desenvuelve. Nunca la política te permitirá hacer cada cosa a su tiempo. Siempre te expondrá a atender el celu desde la ducha… Son condiciones alocadas las que te impone la acción política, entenderlo facilita las cosas…

Mientras tanto, no viene mal reproducir un textito de Pedro Rosemblat, a quien todos conocemos como “El Cadete”. Escribió ayer en su FB:

“Las bases puteando a sus dirigentes por no estar a la altura y el peronismo revuelto como siempre que se tuvo que poner a la cabeza de las demandas del pueblo. Peor sería salir a la calle y que no pase nada, que no se discuta y no se tensione.

El que crea que algún grupo filo kirchnerista puede bajar a los popes de la CGT de un palco es probable que nunca haya visto a un kirchnerista ni a un pope de la CGT. Cuando convocan los gremios, en primera fila están los gremios.
Sólo con el enojo de los trabajadores vamos a salir de ésta. Y con la alegría, por supuesto.

Todos unidos triunfaremos.

Qué lindo es ser peronista, qué lindo es ser argentino.”

Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Email this to someone

Artículos Relacionados

  1. 1. Odian al peronismo? Le damos + peronismo, porno peronismo. Basta de tibieza. A veces los K se pasaron de tibios. Que los Baby Etchecopar la chupen.
    2. Qué lindo el Cadete. Qué pibe groso. Cómo lo quiero.

  2. A esta altura ya deberíamos saber que el recorte de los medios y la foto del diario Clarín en tapa no esta en nuestras manos. Si no era el atril en el piso, iban a ser los “micros”, o la basura en el piso, o los “morochos feos sudados tocando el bombo”. Por favor.

    Precisamente lo importante que sucedio en la marcha es eso por lo que se “rasgan las vestiduras” en modo acting los medios hegemónicos. La imagen de tapa la manejaran ellos, pero lo que pasa dentro de esa marcha lo maneja el pueblo, que pongan en tapa lo que quieran, pero lo importante al fin sucedió, el pueblo se le plantó al establishment, se rompieron las hebillas del cinto.

    Si todo hubiera pasado tranqui, si el bicicleteo amarillo orquestado desde la dirigencia hubiera pasado sin pataleo ni queja (¿si pasa pasa no?), eso hubiera sido el triunfo definitivo de los que no quieren que nadie haga olas. Pero hoy la historia es diferente, la gente pidio una DECISION, YA, AHORA. El clima ya es ese, las bases estan dirigiendo a sus representantes, ¿Sino a quien o a qué representan? A la gente que salio a la calle ayer poco le importa la foto del diario Clarín, nunca los mostró en tapa toda vez que salieron, a la gente ayer le importaba lo que se iba a decidir en ese atril en su nombre.

    Y lo de Pedro, que mas agregar, lo mejor que se podía escribir al respecto. La gente no fue a sacarse fotos en medio del calor y la desesperación económica, fue a tomar acción por el bienestar de sus hijos que estan sufriendo.

  3. Claro pero como tenía que ser igual al año pasado?, algún antiperonista visceral se volverá peronista por algún acto (sic) peronista? Estaba bien que este triunvirato fuera representativo? Esta bien que fueran nuestros referentes? Está bien que el triunvirato hable por los desocupados?, está bien que pasado el acto Macri salga ufano y diga que por mas ordenadito y pulcro del acto siga adelante diciendo que dialoga?

Leave a Reply