Ningún pibe nace sin vacante, salvo en la ciudad del Buenos Aires

sin-vacantes

La prensa “independiente” se desentiende del tema tratando, como siempre, de que la movilización por la falta de vacantes en las escuelas públicas de la ciudad de Buenos Aires quede circunscripta al ámbito kirchnerista. Sin embargo crece el desconcierto de muchos por no llegar a comprender cómo hizo el macrismo para llegar a esta situación.

La verdad: hay que ser muy inservible para lograr que en el distrito más rico del país haya miles de niños que no tienen un asiento en la escuela pública. Esto no pasó ni en las peores crisis que atravesó el país en provincia alguna, pero ahora cubre de oprobio a la CABA porque el macrismo es una mezcla de infantilismo reaccionario con desconocimiento absoluto de la gestión de lo público. A estos yuppies no les interesa que miles de niños queden fuera de la escuela. Y no es chicana: no les conmueve en lo más mínimo, pero lo más grave es que no hubo una catástrofe climática que destruyó decenas de establecimientos educativos, en todo caso la catástrofe es el macrismo mismo.

¿Cómo se explica que el ministerio de educación porteño no haya previsto con tiempo que este año tendrían un déficit tan elevado de vacantes si año a año las propias escuelas son un sensor muy preciso de cómo vendrá el crecimiento de la matrícula? Día a día las direcciones de los jardines y primarias tienen pedidos de familias que se mudan y saben por el trato cotidiano con los padres que el año entrante ingresará el hermanito menor al jardín, esta información está en cada establecimiento y por ende en los distritos donde están las supervisiones. El sistema educativo tiene poleas de transmisión de estas informaciones que son los que han servido durante décadas para tener un diagnóstico de la realidad y operar en consecuencia. Pero el macrismo, fiel a su prepotencia y a la creencia de que todo lo anterior a ellos es malo se propuso innovar con los resultados que tenemos a la vista.

Arrancaron en 2008 dejando a las escuelas sin subsidios, siguieron con una política de expulsión de los padres de las escuelas porque les resultaban incómodos –obvio- tercerizaron buena parte de las tareas de infraestructura y redujeron seriamente las partidas a la educación pública al tiempo que aumentaban el apoyo a las privadas, luego empezaron a cerrar grados.Tanto fervor militante en contra de lo público tarde o temprano iba a tener una decantación grave.

Así es la derecha moderna, señoras y señores. Estos son sus niveles de eficiencia. He aquí la prestación de una nueva forma de concebir la política…

Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Email this to someone

Artículos Relacionados

  1. 9000 pibes fuera del sistema son 9000 familias buscando una matrícula en la escuela privada, fuertemente subsidiada por el macrismo.
    O 9000 familias buscando del otro lado del Puente Pueyrredón o la General Paz una escuela pública de Provincia.
    ¿En cuántos años, de cumplir este plan sistemático de expulsión, el macrismo reduciría la enseñanza pública a su mínimo exponente?
    ¿En cuántos años, incluso, podría exhibir con un puñado de colegios una educación “de excelencia” sobre la base de los pocos establecimientos y alumnos que le quedarían?
    Ni improvisación, ni ineficacia ni ignorancia. Un proyecto definido con un eje ideológico claro.

  2. Deja de tomar caña a la mañana Balmaceda…Hace mal
    Lo que si es posible es que con tanta inmigración se haya ido de las manos el tema.Sigan dando DNI a todo cuanto extranjero entre….Usan las vacantes de tus hijos, la plata de los subsidios, el empleo de nuestra gente, etc etc. Alguna vez se decidiran a cuidar lo nuestro? Como hacen en todos los demas países?
    El macrismo fue inhumano con lo de los colegios de la misma manera en que el gob lo es con la inflación. La gente ya no se quejará por no poder ir a comer afuera o viajar.
    como sigamos asi y no hay miras que cambie, no se podrá ni ir a comprar al super.Los precios van por aescensor y los salarios por la escalera.
    Y de esto hablan ustedes?

    1. En mi barrio a eso se le llama desvirtuar el debate. Hay decenas de artículos en este blog acerca de la inflación donde tu comentario sería bienvenido.

      1. De xenofaga no tengo ni la x. No entendiste nada.Pero a respuestas tan estereotipadas y poco pensadas,no tiene sentido explicar,putea si queres.

        1. Elvira, nadie te acusó de quererte comer a un extranjero. Te acusaron de tenerles fobia, algo bastante claro de lo que se desprende de tus afirmaciones sobre la “inmigración descontrtolada” que tanto desvela al alcalde porteño.

        2. Xenofobia no es xenofagia, aunque mejor, no pensar.
          Que sentis cuando en españa a los argentinos les dicen despectivamente “sudacas” o en inglaterra “argies”. Uno deberia poder elegir libremente un lugar en el mundo donde echar raices, progresar, criar su familia. Ser feliz. Sin importar si naciste o no alli. Yo creo que a vos y a los que piensan como vos no les molesta el inmigrante profesional, yanqui o europeo si no el comun, una cuestion de “calidad” y ese es el fundamento discriminante. Si sos negrito y pobre, no vales nada. Los dueños del mundo.

  3. Impresiona: ¿cómo es el tema de las vacantes en el resto del país?

    En la provincia de Buenos Aires es un INFIERNO encontrar una vacante, incluso en escuelas privadas, ni hablar del nivel inicial.

    Déjense de joder, ustedes creen que le pegan a Macri y se prensen fuego a sí mismos.

    Es como en el tema del transporte: ¿qué piensa un provinciano cuando escucha que la gente de Capital se queja por la suba del SUBTE que cuesta MUCHO menos que un viaje en colectivo roto en el Chaco o Córdoba?

    Vamos, hagan una pequeña investigación, averigüen como es el temas del las vacantes en el GBA, después hablamos.

    1. Diego, la verdad me convenciste.
      Debo admitir que la gestión del Ingeniero Macri y su ministro Bullrich, en materia de educación, es IMPECABLE.
      Y esto, además, se potencia por el hecho de que la CABA es uno de los distritos más pobres y postergados del país, con un ingreso medio de sus habitantes que ronda la subsistencia y una carga fiscal mínima.
      Pretender comparar la exitosa gestión porteña con la de distritos privilegiados como Chaco o Formosa es absolutamente inadecuada y revela una intención del notero de poner un manto de sospecha sobre la capacidad del Sr. Jefe de Gobierno.

      1. Rucucu, me hizo reir… pensaba contestar lo mismo, pero en términos soeces… cuando me llegan los impuestos municipales con propaganda amarilla y aumentos, pienso que nos están tomando el pelo

Leave a Reply