Muy enojado Macri cumple un año de gobierno

El presidente fue quien hizo de la eliminación de Ganancias una bandera central de su campaña, el mismo que ahora saca a relucir el pasado de quienes motorizaron el acuerdo en Diputados: los acusa de “peronistas”…

Se necesitó menos de un día para que desde la Casa Rosada se instalara, con el auspicio de los medios afines, que si el Senado no modifica el proyecto con media sanción, el presidente lo vetará, algo nada raro en quien durante su gobierno en la CABA vetó 128 leyes, muchas de ellas votadas incluso por la bancada de su partido. A Mauricio no le tiembla el pulso a la hora de amparar los privilegios de su clase y por eso va a vetar sin miramientos la ley de Ganancias, puesto que es casi imposible que la mayoría de los senadores peronistas voten en contra de un instrumento que favorece claramente a los trabajadores. La pregunta obligada es cómo será recibido ese veto entre la inmensa mayoría de los laburantes, y cómo repercutirá en la política. No caven dudas de que el disgusto popular alcanzará una profundidad llamativa. Tampoco que con ese veto Macri virtualmente liquida los pocos lazos que le quedan con esa parte mayoritaria de la sociedad que está por fuera del núcleo duro del 20 % que lo sigue acompañando.

Estamos ante la inminencia de una vuelta de página en nuestra vida política porque, a un año de gestión, lo único que puede exhibir el nuevo gobierno es el malhumor, cada vez más asiduo, del presidente mientras que -viene bien recordarlo- la mayor transferencia de recursos hacia los sectores más acomodados la perpetró en diciembre pasado, a días de asumir, entregándole al complejo agroexportador beneficios fabulosos.

Lo importante, empero, es analizar la complejidad del espectro opositor para entrever cuál puede llegar a ser su evolución. No deja de ser llamativo el ejemplo de Mayra Mendoza y Diego Bossio, quienes luego de enfrentarse con una virulencia mayúscula, una semana atrás, terminaron votando juntos el proyecto de Ganancias. Esto nos enseña que cuando se trabaja sobre aspectos puntuales es posible unificar posiciones. Nadie pretende que de un día para otro desaparezcan los distintos emblocamientos. Eso se irá dando en la medida en que los actores concretos vayan demostrando capacidad y amplitud para poner los acentos en las coincidencias. Las leyes de Emergencia Social y Ganancias se enmarcan en este camino.

No se trata, tampoco, de negar orígenes y errores de la noche a la mañana. Se trata de ver las coincidencias, y voy a un ejemplo concreto para decir que con la misma enjundia con que he manifestado mis desacuerdos con Felipe Solá, hoy sería un hipócrita si negara que su actuación y sus posiciones de los últimos tiempos me representan.

Hay modificaciones en el escenario que suceden con una velocidad que probablemente muchos no lleguen a advertirlo. Pero hemos ingresado en un proceso vertiginoso de realineamientos. Tratar de verlos y entenderlos es el desafío para todo aquél que con participación activa o meramente opinativa se muestre interesado en los asuntos políticos.

Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Email this to someone

Artículos Relacionados

  1. Cuales son las posiciones de Solá que te representan?. Criticar al macrismo de la boca para afuera y votar las leyes más regresivas en años?. Y además mintiendo descaradamente con respecto que modificaban las leyes que votaban?. Se llenaron la boca diciendo que votaban el pago a los buitres pero le ponían un límite al endeudamiento. Y cuando es claro que fué una mentira, ni el inefable felipe ni los periodistas que se sienten representados comentan nada. Fueron hasta ayer nomás funcionales al mayor despojo realizado en sólo un año por cualquier gobierno del 83 en adelante. Cogobiernan en provincia, tienen el vicegobernador de jujuy (un modelo de democracia, claro).Y ahora, una vez que le ayudaron a hacer el trabajo sucio, en haras de una gobernabilidad a la que nunca les importó contribuir en el gobierno anterior, se muestran muy procupados por la situación actual. Otra mentira. Se sienten preocupados porque si gana cambiemos no los van a necesitar para que voten todas las leyes impresentables que votaron. Es decir, están preocupados porque pueden dejar de ser forros.La verdad, dan asco.

  2. Reynaldo: En instancias como estas, no me permito elegir entre abstracciones sino entre la política de carne y hueso. Y en la política de carne y hueso he decidido apostar a la unificación de los diversos sectores que alguna vez formaron parte de kirchnerismo, porque alguna vez Felipe, Moyano, Massa y tantos más estuvieron al lado de Néstor, en momentos duros, pero duros de verdad. Luego fueron apartándose uno a uno y como no soy obcecado , creo que los aciertos y los errores no están sólo en los mencionados, por eso veo con buenos ojos unificar todas esas expresiones que representan a los diversos sectores de nuestra sociedad. Esa es mi posición, que podrá ser correcta o no (para vos, por ejemplo, no le es, y está bien que lo plantees)
    En tu comentario se genera la idea de cierta cerrazón, o si querés, de una profunda convicción de que los que no piensan como vos son unos traidores. Yo también tuve posiciones similares. Hasta que me di cuenta que la política es algo mucho más complejo que el pontificar que las cosas son así y no hay vuelta.
    Un año me llevó darme cuenta de que si la política es un pozo con 20 pisos, apenas había bajado 5 y ya me había creído que había llegado a la mayor profundidad. Hoy me doy cuenta, autocríticamente, que estaba equivocado.
    Para finalizar, el tema no es Solá, el tema no son los nombres propios, el tema no es estigmatizar, porque sin no nos quedamos solos ¿Y sabés qué? Yo quiero ganarle a Macri, y quiero hacerlo en 2017. Para eso la única respuesta es sumar, unir, juntar sobre un puñado de puntos en los cuales estemos de acuerdo. El resto se seguirá discutiendo, pero lo central es ganarle a Cambiemos en el año que se inicia.
    Te mando un abrazo

  3. Gerardo, ante todo disculpas porqué escribí bastante caliente y usé algún término que pudo resultar ofensivo. Pero que personalice sobre Solá fue simplemente porque vos lo mencionaste. Concuerdo con vos que, seguramente, hay muchos compañeros del FR que son valiosos, pero no lo creo así (y aquí si personalizo) de Solá, Alberto Fernández y ni que hablar de Massa, simplemente porque con sus acciones se convirtieron en cómplices del pro. Y de la traición (al pueblo, no al kirchnerismo) no se vuelve. (Entre otras cosas cuál es la virtud de alguien que siendo alto funcionario de un gobierno, va a “LA” embajado y critica a los que pusieron su confianza en él?). Separo los mascarones de proa (mejor dicho, mascarones de pro) de los compañeros “de abajo”. Con ellos si estoy dispuesto a unirme,con mucho gusto, y aceptar diferencias que nunca pueden ser tan grandes . Unirse a cualquiera nos puede llevar a juntarnos con stolbizer (por transitividad, ya que se muestra muy unida a Massa últimamente) por ejemplo.
    Cordiales saludos.

  4. Reynaldo: La separación entre “los mascarones de proa y los compañeros de abajo” es la vieja fórmula con que el gorilismo separaba al “peronismo pueblo” de su conducción.
    Hoy esta discusión ya no es sólo vieja, sino improductiva.
    Te mando un abrazo

  5. Si, seguro, tan improductiva como la discusión de comerse sapos en función que “la conducción” (massa, solá, camaño y companía..serán TU conducción, no la mía), no importa lo que hizo y demostró, nos llevará por la senda de la justicia, soberanía e independencia. Sería ya improductiva cuando la conducción era luder y herminio?, o estar en contra de ellos, para vos, era gorilismo?.
    Cordiales saludos.

Leave a Reply