Mirar qué pasa afuera

Todos conocemos al Pitu Salvatierra. Algunos lo quieren más, otros menos. Pero no interesa ese debate sino pensar tomando como base algunas de las consideraciones que el Pitu emite en esta nota de la siempre excelente revista ZOOM sobre cómo se va procesando la cotidianeidad en la base de la pirámide social. Por ejemplo, plantea las diferencias de matices que existen entre Horacio Rodríguez Larreta y Mauricio en cuanto a la gestión, dice el Pitu:

“Si él (Larreta) seguía haciendo Metrobus era más Macri. Encarar las obras que encara en la villa lo diferencia de la lógica de gestión del macrismo. Y es también una apuesta personal. Poder decir: “Cuando se caiga todo esto, voy a poder decir: “Bueno, yo pavimenté calles en las villas. Yo miré hacia ese sector”

Más adelante, el Pitu lanza una definición que me parece central para ver cómo procesa esa parte de la sociedad el fenómeno del macrismo:

“Hay un reconocimiento de que la situación económica está mal, y hay algunos villeros arrepentidos de votar a Macri, pero no hay una situación social de mucha violencia, ni mucho descontento todavía. Uno a veces vive en un mundo que es un microclima, el de la militancia, y se vincula con gente de ahí. Pero el vecino no está pensando puntualmente en eso. Todavía no le trasladó la responsabilidad total al gobierno. Sigue en esa nebulosa de la pesada herencia.”

Ese “Todavía nos e trasladó la responsabilidad total al gobierno” debería servirnos para analizar más desapasionadamente el momento político que estamos viviendo; debería servirnos para tratar de entender por qué buena parte de la sociedad no sólo no nos votó sino que todavía no responsabiliza al macrismo de su situación social ¿No será que las cosas no estaban taan bien como pensábamos muchos?

Más adelante leemos:

“Yo creo que fallamos desde la comunicación, claramente. Muchas veces le hablamos más a los medios que al pueblo, más en el último tiempo. Le hablamos más a Clarín que al pueblo. Dirigimos el discurso a un sector social que no nos va a votar nunca.”

Lo doloroso de esto es que es algo que de una u otra manera todos lo hemos dicho alguna vez, pero seguimos encerrados diciendo que comunicamos mal pero sin hacer nada concreto por comunicar de otra manera. Pero también tengo alguna disidencia con el Pitu, cuando unas líneas más abajo dice:

“Creo que fallamos en la comunicación, que no le pudimos hacer ver al pueblo todo lo que hicimos.”

Me parece que el Pitu cae en la trampa de creer que no se comunicó todo lo que se hizo cuando lo que debería hacerse es reconocer que todo lo que se hizo (que fue muchísimo) no alcanzó y que si una característica tienen los pueblos es querer seguir mejorando siempre, por eso te agradecen los servicios prestados pero quieren más y lo buscarán adonde sea y si observan que ya lo diste todo, te dan una palmadita en la espalda pero votan para otro lado razonando que no está claro cómo será ese otro lado pero sí que hay que ir para ahí porque vos ya te secaste y no podés hacer más por ellos. Y esto lo dice el mismísimo Pitu:

Lo que el pueblo reclamaba en el 2001 ya estaba resuelto. Creo que le quisimos cobrar los dos millones de jubilados ocho veces al pueblo argentino. Los pusimos en las elecciones de 2005, y en el 2010, la cobramos. En el 2011, la volvimos a cobrar. La campaña nuestra era siempre los dos millones de jubilados, los seis millones de puestos de trabajo. Ya está. Ya te la pagamos esa. Te la votamos en el 2011. Ahora salí con otra cosa.

Me parece de un valor descomunal este planteo, muy honesto y muy crudo, lo mismo que su reconocimiento de cuando se pasó un año y medio “en el centro”

“Yo estuve casi un año y medio haciendo política en el Centro. Y en el barrio no me veían. No me veía mi familia, ni mis primos. Yo me iba a la mañana y volvía a la noche. Y te metés en ese sistema. Cafecito en el bar. De salón en salón de funcionario. Todos me atendían.”

La nota es extensa y se abordan una serie de puntos que están en el meollo de los debates que tenemos a diario. Creo que es una buena enumeración de ejes para tomarlos y masticarlos. Eso nos hará muy bien, indudablemente

*Gracias por apoyar esta página, que se sustenta con avisos publicitarios
Gerardo

Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Email this to someone

Artículos Relacionados

  1. Como esto es un dialogo de sordos, repitiendo siempre un discurso de ”
    autocritica de lo que hizo mal cristina” en vez de una real autocritica … yo voy a seguir repitiendo mi discurso de por qué no me creo el verso de que sólo con las paso se habilita un “dialogo profundo” y que de pronto el “espiritu democratico” invadio a los viejos peronistas rosqueros de siempre.
    Pero esta vez dejo que otro hable por mí, que lo hace mejor:

    “El ex ministro silencioso está rodeado, y es cada hora más evidente el apoyo de Clarín y La Nación. Tiene a un especialista susurrándole al oído, uno que fue favorito del kirchnerismo y luego se supo que laburaba para Clarín; que después rodeó a Massa cuando parecía la esperanza blanca y que es –cabe reconocerle el mérito– el mejor intrigante político en las sombras de este país. Especie de Durán Barba con mejor discurso y cámaras siempre a disposición, parece claro que es la mano que hoy mueve los hilos en la rara circunstancia de que nadie parece recordar la sabia recomendación de Arturo Jauretche: ver cada mañana qué desea La Nación –ahora asociada a Clarín– para entender lo que no es bueno para el campo nacional y popular.” (Mempo Giardinelli)

    Yo prefiero la vieja sabiduria Jauretcheana, si La Nacion apoya al ministro, yo voto la lista de Cristina, con las dos manos

    1. Como respuesta al post anterior yo le pasé el link a este mismo artículo de Mempo y Gerardo me contestó sarcásticamente y descalificando a Mempo. Parece que es su costumbre cuando no se acuerda con él.
      Después nos culpa de “pensamiento único” .
      Gachi

  2. Esta perfecto lo que plantea el Pitu. No hay que hacer campaña para el sector A-B-C1, que es el 11% de la población, eso paso en el ultimo tiempo en el gobierno K, queriendo convencer a anti-peronistas de las bondades de un modelo que los favoreció aun más que a las clases bajas obreras o precarizadas. El relato K paso por “el millón de personas que se van a vacaciones por fin de semana” o “1 millón de 0 km vendidos por año” y se olvido de los que no se fueron de vacaciones ni cambiaron coches. Un error gravísimo de comunicación. Hablamos para Clarín y su publico. Y nos olvidamos de los barrios y sus dificultades.

    Pero eso es el pasado, es un análisis extemporal. El Pitu plantea las obras en la CABA como una estrategia del PRO capitalino y el vecino se lo reconoce. No se si es transferible a la realidad del conurbano. No imagino en La Matanza o Lomas de Zamora aplaudiendo obras capitalinas de Rodríguez Larreta. Y la “limosna” de Vidal y Stanley no llega a esos barrios. 20 dirigentes del Mov. Evita se separaron de la organización hace una semana. No parecen contentos, y son los que realmente conocen el barro. Por eso, la candidatura de Randazzo es una estrategia de cúpulas dirigencia les, no la necesidad de “escuchar a la gente” como se viene diciendo. No hay nada de eso. Justamente, no cometamos el error que dice el PITU, hablemos sobre la gente y dejemos las luces capitalinas a un lado.

  3. Acuerdo con Mariano, hace varios “posts” que intento conocer algún aporte concreto sobre que viene a hacer Florencio que lo diferencie del otro sector y por ahora todo se reduce a caminar y escuchar como “hecho subversivo”. Hasta donde recuerdo, tengo 68 años, lo subversivo solía ser más ruidoso y contundente. No tengo tiempo para esperar que me toque el timbre, mientras amplios sectores medios, que es donde él piensa pescar votos sólo lo apoyarán si acerca su discurso al massista. Son los que aceptan quita de subsidios, piden palos para los maestros de la PBA, los choferes de Córdoba porque la libertad de cada uno termina (etc), y ahora exigen terminar con la mafia laboralista. Me reitero de “post” anterior, en esa pecera ya están Masas y Magoo. Y en los pueblos como Chivilcoy amacate.
    P.S. En el C.V. de Alberto Fernández no olviden agregar que nació con D. Felipe.

  4. Pitu Salvatierra tiene la verdad: Hay que votar a Larreta y a Macri porque sólo se dieron dos millones de jubilaciones y seis millones de empleos… Se olvida de algunas otras cosas, pero está bien que hayan votado como votaron… ¡Los lúmpenes y los CEOS al poder!

Leave a Reply