Melancolía del populismo

El macrismo está procediendo con habilidad y planificación. Cuando el presidente ataca a Héctor Recalde, lo hace siguiendo un plan perfectamente diseñado, al punto que hoy es noticia que los industriales que se reunieron con él coincidieron en sus apreciaciones contra “las mafias de los juicios laborales” ¿Qué hay detrás? La flexibilización laboral, obvio.

El montaje ideológico, pero también político del macrismo es una síntesis de extensos trabajos de campo que les ha brindado elementos para entender cómo late y siente una parte importante de la población argentina, algo que le permite obrar en consecuencia. El tema de la “industria del juicio” no es desconocido, como tampoco la prédica histórica de las patronales responsabilizando de todos sus problemas a “los altos costos laborales”. Lo sabemos. El punto es que el nuevo bloque de poder hegemónico está operando sobre ciertos disparadores del sentido común de las clases medias, y sólo conseguiremos una derrota rimbombante si no advertimos a tiempo que aprovechan aspectos formales para ir por la modificación de cuestiones de fondo.

Vienen por los derechos de los trabajadores y el ataque a los abogados laboralistas fue sólo la inicialización de la estrategia ¿Tenemos forma de frenar este embate? Por supuesto que sí, pero sólo en la medida en que ganemos la batalla por el sentido común en la cola de la carnicería. Va de suyo que estamos por la defensa de los derechos de los trabajadores, tenemos que ver cómo damos la batalla, porque ellos avanzan en base a una serie de tips de indudable impacto que penetran como un rayo en el sentido común de la sociedad. Es como si la cabeza de las personas fuera algo así como un receptor de radio que sintoniza mensajes de manera acrítica que una vez adentro pasan a ser parte del “pienso de que”. En una sociedad muy intermediada por los medios y redes sociales gana el que impacta primero, el que ocupa ese lugar vacante en la conciencia ciudadana. Bueno, tengo sospechas de que el macrismo nos está sacando ventaja precisamente ahí, ocupando antes -mucho antes en algunos casos- ese espacio vacante en la cecera popular. Una vez consumada la ocupación nos obligan a jugar de visitante, con los problemas que eso siempre trae aparejado.

Para el bloque de poder que tiene como expresión visible al macrismo, la forma es la táctica (los docentes de la Escuela Pública faltan mucho) y el fondo, la quita de derechos (“modernización” del estatuto docente) Los que tenemos memoria sabemos que la palabra modernización es la coartada discursiva de la embestida a los derechos adquiridos por los sectores más desprotegidos. La derecha jamás “ataca” derechos sino que “moderniza” la legislación laboral. Primero instalaron disparadores, a través de largos años de control ideológico del dispositivo de medios, para que cuando lo considerasen conveniente, ir por el paso siguiente que es la eliminación de conquistas laborales que se fueron logrando en décadas.

El gran sostén del peronismo ha sido la pata sindical y ahí sigue estando la fuente de poder de esta fuerza política o si se quiere de la clase trabajadora. Si logran penetrar en la matrix de los derechos laborales se llevarán puesto al sindicalismo y al peronismo. Ahí está apuntado el proyecto y creo que hoy están más cerca que nunca de lograr el sueño del burgués tercermundista: que la monada no tenga recursos legales para entorpecer su enriquecimiento. Si no observamos esto a tiempo, cuando nos demos cuenta habrán avanzado de manera tal que nos costará horrores recuperar derechos.

El nuevo bloque hegemónico actúa en base a una elaboración preparada en años y sabe que así como logró por primera vez ganar una presidencial para imponer su proyecto sin mediaciones o sin negociaciones con un gobierno que aunque trance no es del todo afín (Menem) ahora son ellos quienes juegan de local y saben que deben negociar con el aparato sindical, obvio. La diferencia está en el control de la lapicera.

Pequeña gran diferencia.

Haber llegado a controlar el gobierno ganando elecciones es algo que no hemos entendido en toda su dimensión y nos estaríamos llevando “consenso” a marzo…

El gran problema es que muchas de estas elaboraciones tienen consenso social, si bien no del conjunto, sí de una gran mayoría y eso se expresa no en palabras sino en gestos: la familia que manda a sus hijos a un colegio parroquial accesible, entre otras cosas porque le garantiza cero paro, está siendo conducida de manera sutil en contra de los derechos del trabajador docente, que en muchos casos es el mismo que para en la pública a la mañana pero nunca en la privada, donde trabaja por las tardes.

Ante este escenario estamos necesitando formular propuestas que en primer lugar enamoren y en segundo, tengan sustancia para defender las conquistas de fondo. Un elemento central es trabajar y explicitar denodadamente en la base temas como por ej por qué decimos que Macri es un garca y su proyecto un desastre a largo plazo, ir más allá de pavadas como regodearse con que es un pésimo orador o cuestiones meramente formales.

Hay que entender que el macrismo es menemismo por otros medios, es una fase superior del mismo proyecto, más sutil, más elaborada y mucho más efectiva, por ejemplo en lo electoral porque lo electoral le aporta a la derecha algo que nunca tuvo: Autonomía.

Y con gran audacia ahora quieren que sigamos creídos que son sólo una manga de Ceos, que La Anónima, etc. A ver, eso ya lo tienen, el control de las empresas ya es de ellos porque al fin y al cabo el gabinete nacional es un comité que nuclea a los cuadros que las diversas empresas han aportado. Han crecido porque invirtieron los 12 años de kirchnerismo en investigación y por eso, contra todas nuestras mejores y más honestas previsiones, avanzan con una sólida iniciativa política. Si no vemos estas cuestiones, si nos quedamos estancados en la reivindicación de lo hecho hasta el 9/12/15 nos seguirán ganando, porque antes que medios y redes sociales tienen mucha política y mucha ideología.

Hay que trabajar en la elaboración de un nuevo diagnóstico, actualizar el último que teníamos pero por sobre todo no caer en la melancolía del populismo sino todo lo contrario. De momento es la única manera. Nos están llevando puestos y eso no sería lo más peor. Lo realmente grave es que no nos demos cuenta a tiempo.

*Gracias por apoyar esta página visitando los avisos publicitarios

Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Email this to someone

Artículos Relacionados

  1. SOS UN JEÑO GERARDO, TE DISTE CUENTA QUE EL MACRISMO VA POR LA FLEXIBILAZACION LABORAL. POR SUERTE TENEMOS A PICHETO EN EL SENADO QUE ES UN TIPO INCAPAZ DE PACTAR CON MACRI .

    1. No, no me dí cuenta, ahora, pero por lo visto no leíste el post y te la agarraste con Pichetto, el presidente del bloque de senadores de Cristina durante los 8 años de sus gobiernos…

      1. Que durante esos ocho años nunca tuvo que levantar la mano para aprobar una ley en contra de los trabajadores o de los intereses de la Nación Argentina

        Todo lo contrario de lo que hizo durante este año y medio.

        Gachi

  2. Que significa” no caer en la melancolia del Populismo”? No repetir las politicas inclusivas de estos ultimos 12 años? Cual es la alternativa al populismo? El neoliberalismo con mayor sensibilidad social? No confrontar? Rellenar la grieta y bailar “arriba en la cuesta”?

    1. No caer en la melancolía del populismo significa, en primer lugar. Entender que ganó Macri, luego trabajar para recuperar el gobierno, más tarde gestionar a favor de los humildes. Todo eso se hace con política, no con un Club de Fans

      1. ……cosa que es imposible que haga Cristina, con su “club de fans” como lo demostraron sus dos gobiernos, nunca gestionando a favor de los humildes…

        1. ¡Que terrible es este club de fans! ¡Que obsecados! siguen y siguen abriendo basicas en el conurbano ¿para que? para decir siii..Cristina …le pertenezco. Que desastre, ellos son el principal obstaculo para el triunfo. Ahi guardan los fierros como dice Carrio….¿como van a tener un lider? Eso no es republicanismo….noooo. No existen ni existieron Allende, Chavez, Lula, Correa, Evo, Dilma. Pepe….Esa fue la desgracia de Latinoamerica. Ahh.. y no te lo dice un pibe si no alguien que nació con la “Libertadora” pero al que le rompe soberanamente las pelotas que siempre se la agarren y se demonice a la juventud.

        2. Me hacés acordar de ese titular de la revista Barcelona que decía “la redistribución ya se hizo pero lamentablemente no alcanzó para los pobres”
          Pero, la verdad, lograste preocuparme: No aludís al post, que por supuesto no se refiere a la interna sino a cómo nos están acomodando. No te importa porque estás ensimismado en un nivel de paja que asusta, perdón pero es lo que se nota.
          Eso es lo que me tiene seriamente preocupado, esa creencia adolescente de que Cristina solucionará todo y esa miopía para no observar la diaria.

          1. Nooo, tenes razon, la va a hacer Pichetto, Bossio. Menos mal que te llego la luz despues de doce años de ceguera, mas vale tarde que nunca. Tenes razon, que gobierno de farzantes que tuvimos, como nos comimos el relato, teniamos que haberle hecho caso a ese escritor de bigotes largos que se dio cuenta al instante de la farza…

          2. Lo del “gobierno de farsantes” te corresponde a vos. ¿sabés cuál es tu problema? Que te limitás sólo a imaginar pensamientos de otros cuando en rigor proyectás tu propia fantasía. Seguís jodiendo con Pichetto y Bossio sin ponerte a pensar que están donde están porque Cristina lo quiso, no Macri, Massa o cualquier otro ¿Cómo puede ser que no razones en por qué estos dos tipos fueron ungidos por CFK en momentos en que nadie se le animaba a cuestionarle una sola decisión? ¿Cuál es? Cristina sólo se hace cargo de las buenas pero a las malas las tenemos que garpar entre todos?
            La verdad es que me apena tanta obsecación

      2. Respuesta fantástica – ganó macri, ¿y? – el tipo sale a la calle y lo putean hasta los árboles y para que no lo puteen, vallas, canas pa’hacer dulce, extras y timbreos con casting. El coso hace daño, hace mierda derechos (y las personas que van con esos derechos) y éso es política – mientras quienes adhieran a CFK son “club de fans”?. O “mafiosos” como Recalde, o los dicapacitados, en fin, unos cuantos…
        El tipo ganó – un ballotage – por muy poco y a un rival (por lo menos discutible) – ¿ya está?, tiene garantizada la supremacía eterna?, el último que apague la luz? (si es que el juanjo no se la corta antes).
        Hasta ahora CFK es la única que presentó ideas políticas, emergencias sobre aspectos de la mala vida actual de los argentinos, sean o no sean fans, ¿y el resto?, cómo y cuándo se oponen los que “no son fans”?, pero son serios, responsables, dan gobernabilidad y todas esas cosas bonitas que le gustan al virrey… ¿así hay que oponerse?, la verdad, capaz que lo que jode sea que uno es fan de ciertas políticas…. y no precisamente de Luis Miguel.

        1. cristina dejo deficit fiscal ,cuasi fiscal, comercial, energetico, sin dolares, cepo y 30% de pobres y ahora vuelve como una iluminada para solucionar lo q dejo, ja uds estan bien?

  3. “Si logran penetrar en la matrix de los derechos laborales se llevarán puesto al sindicalismo y al peronismo.”
    _***_
    Se van a llevar puesto al sindicalismo y peronismo combatibos, los entreguistas y burócratas van a seguir en sus puestos.

  4. Voy a la carnicería y al trabajo y es imposible. Están sólidamente idiotizados por MichiMiau.
    Hablo de gente que gana $ 12.000.- . No de sindicalistas acomodados.

    1. el problema es tuyo no del resto, el q estas equivocado sos vos, mira como dejaron la pcia de buenos aires despues de 30 años de gobiernos peronistas.

  5. Los principales responsables en frenar, desacelerar todo esto son los sindicatos, con un gobierno totalmente enfrentado (a pesar que ellos piensen que pueden pasar el inviernito sin demasiadas sobresaltos) lo que les queda es un “plan de lucha”, nosotros acompañaremos como debe ser.

    Acá los “jingles” no funcionan, esta cuestión -como todo lo relativo al bolsillo- se disputa a las trompadas en la sempiterna “lucha de clases”, el problema es que parece que hay mucho vegano. Y, ya que estamos, falta algo de autocrítica ¿o acá no aplica?

    (Espero que este comentario no te desagrade digo….. como para no publicarlo)

  6. si, a mí me producía desazón al principio (de los 12 años) que la gran diferencia entre peron y los k eran las ub, las unidades básicas. desde donde se administró recursos para los que los necesitaban y también el sentido común. al no tener esa red de distribución de sentido y justicia social, el kirchnerismo pudo ser derrotado por la acumulación de mensajes mediáticos gorilas. aconsejé a amigos ir a ganar los centros vecinales, y eso se está haciendo aunque funciona de manera despareja. como sea, mientras los pobres voten al macrismo perderemos, y votarán al macrismo hasta que alguien se siente al lado de ellos y se lo explique. yo soy docente, hago eso en las escuelas donde trabajo, con resultado desparejo pero en general pobre. capaz porque en general soy yo solo el que lo hace…

  7. Se arregla fácil, votemos a randazzo que la tiene clara y que elaborará un nuevo diagnóstico, y dentro de un tiempito, digamos, ¿dos años más? dirá algo tan inteligente como tu diagnóstico, del cual nadie se dio cuenta, “van por la flexibilización laboral”. Genial contribución la suya.

  8. Gerardo,

    Si a Abal Medina, o a Pichetto los puso CFK como vos decis, eso querra tal vez decir que su gobierno no fue tan club de fans.
    Si tras 8 años de gobierno bendijo finalmente la candidatura de Scioli y no la de Rossi… tal vez no fue tan club de fans el kirchnerismo
    Ya veremos los resultados de estas elecciones, veremos si las otras opciones peronistas tienen algun anclaje popular o son algo mas parecido a un club (sin fans para colmo)

      1. “…nuestro gobierno…”, escribe el Gerardo Dr. Jeckyll. Claro que tiene derecho, más que yo (¿quién soy yo?), sin duda.

  9. “La democracia capitalista es la dictadura de la burguesía”, el populismo, que tan feliz nos hace, es un pequeño recreo, una pequeña fiesta: 1945-1955, 2003-2015. “Vivir es crear futuros recuerdos”, frase conocida tan despreciable como cierta, el populismo nos da hermosos recuerdos, por ejemplo, simbólicamente, la fiesta de bicentenario. Es increíble que Perón haya sacado el 64 % de los votos en 1954, y 25% en 1957, y 19 % en 1963. Y que no pudiera volver por 17 años. “La democracia capitalista es la dictadura de la burguesía”. El PRO puede bombardear, puede fusilar, puede desaparecer personas, si “los fierros mediáticos” no le alcanzan. Que haya ganado en elecciones libres importa poco: “la democracia es la dictadura de la burguesía”. En Ecuador, contaba Correa, hubo un proyecto de ley para aumentar el impuesto a la herencia, ¿quiénes estaban en contra? No solo los grandes propietarios, también los que no tenían nada. Una especie de 125 ecuatoriana. La gente para luchar contra la corrupción kirchnerista votó ¡a Macri! ¡Y Macri habla de mafias, y del poder judicial que no condena…! ¡Y ahora para construir mayorías nos piden que votemos a Randazzo! “La democracia capitalista es la dictadura de la burguesía”. ¿Entonces no hay que hacer nada? Hay que hacer, aunque más no sea porque uno se formula la pregunta cuando ya está en la cancha, y con un camiseta, y con los amigos, los familiares, los compañeros, y se vienen contra nosotros, y no sólo para ganarnos, también para que desnudos volvamos a los vestuarios.

    1. Donde dice “la democracia capitalista es la dictadura de la burguesía”, debería leerse, “la democracia capitalista es la dictadura de la burguesía (concentrada)”. También se lee “el socialismo es la dictadura del proletariado”. Los populistas deberíamos decir: “la democracia nacional y popular es la dictadura del pueblo”. (Es frustrante, deprimente, etc., que no haya nada fuera del capitalismo, y dentro sólo tenemos como rescatable el populismo que, dicho sea de paso, a mí me satisface plenamente. Es como un matrimonio de años con la mujer (o quien sea) que uno ama, tal vez no es todo lo que ambos (o más) imaginaron que sería, pero es lo fundamental, y lo fundamental es todo).

  10. Chiche Duhalde apoya a Randazo…y eso si me recuerda a un cierto “Club de Fans” que abiertamente estuvo en contra de Cristina y mas me recuerda su posicion en la 125 que resulta que hoy son los verdaderos Peronistas – de acuerdo a todo este concepto nuevo desde ya, donde no importa la convicción y Cristina solo quiere un Club de Fans. No debe importarnos, por ejemplo, que quienes puedan asumir terminen votando con el Macrismo, no debe importarnos los Pichetos y demas HDP porque nos recuerdan que fueron puestos por CFK, claro no se esgrime – como claramente lo expuso muy bien un compañero más arriba “no se voto una ley que joda a los laburantes” y eso es lo que se pone en juego, si todos los que entendemos que esa gente (HDP) por echos concretos, dificilmente nos representen. Prefiero ser del Club de fans de la que si estoy seguro nos representará y que con echos concretos lo demostro, le sobran Ovarios y no dudo que asi lo razona mucha más gente de la que se cree. Si nos debemos guiar por los Alberto Fernandez (no olvidar su posición en Ley de Medios por ej.) y los nuevos Duran Barba del PJ te debo confesar Gerardo que me “enorgullece” ser parte del Club de Fans de Cristina. Y MAS aún cuando veo los apoyos que tiene Randazo. MAS aún como se mueve la maquinaria de medios. Flexibilidad Laboral la tendran muy fácil si estan los Picheto y demas HDP. O existe la menor duda de que así sea?

    1. Voy a crear un espacio libre para opinantes libres, ya que veo que no leen los post y pasan por la Página a dejar su profesión de fe cristinista y les importa un bledo lo posteado

  11. Me parece Gerardo que él que no lee los “posts” sos vos. Ahora en este último venís a desayunarte que los medios le quemaron la cabeza a la gente y hay que dar la pelea en la fila de la carnicería. Relee el tercer párrafo y luego volvé a los “posts” anteriores en los que muchos te argumentamos lo fundamental de los medios en enchastrar la “interna” de Aníbal y cada elección del 2015, por lo que desaconsejábamos las PASO. Subestimabas cada comentario que exponía la creación de “ese sentido común” y el “me parece de qué”. Enhorabuena tu autocrítica. Es bíblico que no puedas ver la viga en el ojo propio, cuando hablás de la soberbia K. Si tenés tiempo el fin de semana, mientra creás otro espacio libre, intentá que en el mismo no te desborde la canchereada que aflora en cada respuesta de los compañeros. No es mi primer pedido en esa dirección.

    1. Lo que te resulta imposible comprender, se nota claramente al leerte, es que el post no habla de los “esclarecidos” como vos sino de cómo el macrismo en estrecha alianza con el sistema de medios logrará una victoria política rimbombante si se le sigue oponiendo una suma de consignas en muchos casos ya superadas y no se comprende que la sociedad dio vuelta la página y lo que ayer fue novedad hoy es pasado, sin contar que dos años atrás fue novedad que teníamos

      “me nos del cin co por cien to de po bre za….” (Así se lo fraseó en la FAO)

      Y después nos dimos cuenta que andaba arriba del 20… ¿Te das cuenta?
      Cuando en 2011 enfrentamos al mismo dispositivo mediático luego de los dos mejores años de gestión, lo hicimos de goma, ¿Por qué? Porque cuando estás sólido en la base del pueblo no hay medios que valgan, pero luego, en la medida en que el gobierno se fue cerrando y “purificando” (catalogando de traidores a cada uno que se iba alejando sin pensar por qué se daban tantos éxodos) se fue poco a poco generando el cuadro actual donde el macrismo tiene amplias chances de ganar por la fractura del peronismo. La interna del 2015 fue un espanto, sí, pero ello no implica que no se pueda hacer otra interna en mejores condiciones. A decir verdad, si no podemos garantizar una interna, estamos en el horno y no servimos para nada. Cafiero y Menem lograron hacer una interna micho más grande y Antonio se bancó la derrota y apoyó a Menem como lo hacen los grandes. Ese es el ejemplo que se debe seguir.
      Cuando hablo de soberbia K, me refiero a una actitud de “vengan al pie o nada” y la verdad es que no todos los compañeros queremos ir a ese pie porque entendemos que hay muchas pero muchas cosas que debatir y no se arregla con “Si jefa”. No canchereo, compañero, simplemente refuto uno a uno los comentarios que, la verdad, repiten consignas de manera torpe y ya aburrida.

  12. Perdón, sé que no soy tan interesante como para que abunden mis entradas, pero creo entender la diferencia entre los kirchneristas cristinistas y el autor de este blog: Gerardo no ama a Cristina.

  13. Entonces Gerardo partamos de la base que no se quiere a Cristina, o que Cristina es el pasado…o que hay que ir al píe de ella …o lo que se les ocurra en estos días…estos 12 años evidentemente fueron un holograma..y quienes hoy dicen tener LA VERDAD PERONISTA le votaron todo a Macri ..y estan claramente de otro lado de Cristina…no hace falta habras otro Blog…para nosotros …y si te aburren nuestras opiniones, y somos muy boludos en no tener tan claro tu mensaje…veamos como les va con el laburante de a píe y el que se dio cuenta de la diferencia en carne propia con un gobierno Nac & Pop y este..y quien les da más seguridad..si Cristina o Randazo (con los secuaces que lo acopañan)..

    1. Lo de pelotudos, etc corre por tu cuenta. El resto lo guardo para chequearlo el día después de las elecciones. Están claras las miradas, sólo hay que ver cómo se van sucediendo los hechos

  14. Quizá, compañero Gerardo, habrá qué pensar si la interna del peronismo en particular y del campo nacional y popular en general depende del modo en que nos opongamos al actual oficialismo gobernante y no que lo segundo dependa de lo primero.

  15. Gerardo una consulta es cierto que Alberto Fernández le pide a Ishii que se baje del las Paso? No querian debatir ?

  16. Entiendo que Néstor y Cristina estaban bastante adelantados respecto al mentado “sentido común” donde finalmente nos encontramos con poco más que las víctimas justificando a sus victimarios en tanto su identificación con ellos debido a su aspiración ensoñada de como ellos querer ser o al menos parecerse.

    En tanto institucionalizaba derechos el kirchnerismo, poco daba de populismo, así tan criticado por lo que es hoy un verdadero populismo de derecha que se traga olímpicamente el republicanismo y se hace eco del “sentido común” para armar plafón en su avanzada depredadora.
    En ese sentido, fueron numerosas las veces que escribí en mi blog acerca de las secuelas que afectarían severamente a gran parte de esa población cuyas cabezas fueron martilladas durante una década por los grandes medios.
    De manera que abordar a esa gente para convencerla me parece que da con tragarse toda la afectación psicológica que ha sufrido y desdeñar de paso el asunto como si tal cosa.

    Se me hace que con la amplitud jamás vista de información que cualquiera puede tener a mano hoy en día, si no la abordan es definitivamente por qué no quieren.
    Parecería una renuncia a la militancia lo que así expreso pero estoy convencido que si a estas alturas alguien no se da cuenta por si solo de que van las cosas, no va a cambiar porque alguien lo discursee y hasta pienso que tal cosa hasta puede provocar el efecto contrario.

    Visto esto de manera dimensionada, es decir, saliéndonos de la coyuntura, parece el cumplimiento de un ciclo inevitable en función de las consecuencias de la actuación feroz de la derecha en la pasada década.
    En mi opinión, hay dos cosas que calculo fatales:
    1) Pretender hacerse del “sentido común” cuando nuestra dinámica en gestión consistió en ir por derechos adelantándonos a lo que podría ser tal cosa. Matrimonio igualitario, Ley de Medios, juicio y castigo a los genocidas, programas sanitarios en acción, hablan mucho de ello.
    2) Ir hacia el triunfo con cualquier sujeto que apenas accede a cargo se nos pone en contra ha sido una constante desde el 2008 y ganar por ganar solo sirve en ese contexto para pegarse un porrazo de aquellos donde nos termina costando demasiado cara la fiesta.
    No se frena a Macri con tipos que se pavonean en los medios exigiendo pararlo y después van en bloque con el oficialismo en Jujuy o en Mendoza (caso Massa) o con legisladores que abandonan el barco y no dan quórum en diputados cuando el tratamiento de la paritaria nacional docente.

    Nadie es tan purista, el ser humano es un bicho demasiado raro, demasiado raro en quienes son de la contra, de los que se nos fueron y de los que están adentro, pero alguna base programática se tiene que armar para no seguir naufragando en esta cosa de dispersión tan rayana en las desconfianzas mutuas.
    Cuando un líder fuerte sale de la escena del poder, parece inevitable el desparramo del hormiguero. Desde Marco Aurelio y su sucesión en Roma lo podemos ya observar.

    El problema es que debemos atenernos a las particularidades del país que nos toca, donde grandes proyectos se desarrollaron en función de fuertes liderazgos. En ese sentido la dependencia por Cristina no es como se dice un acto devocional sino una necesidad difícil de trascender. Y esto no habla del gusto propio sino de que va la cosa. No tan imperiosa como en épocas de Perón pero sí a requerimiento de una población que sin la guía del líder definitivamente se dispersa según marca nuestra historia.

    Si pretendiésemos contrarrestar esta dinámica deberíamos haber forjado una temática similar a la uruguaya con el Frente Amplio. Pero entonces las pretensiones deberían ser muy otras para un pueblo como el nuestro que no parece cansarse de someterse a sí mismo a semejantes riesgos de pasarse de una punta a otra del clivaje político como si tal cosa.
    Siempre el abordaje de la batalla política es cultural, pero parece mentira que semejante suceso marcado a fuego en nuestra historia misma y de punta a punta de los tiempos, tengamos que explicarla como si recién hubiéramos descendido en paracaídas en este país.

    Si ellos vienen ahora por los trabajadores y los trabajadores son mayoría y no ven la guadaña que les muestran abiertamente para degollarlos estamos en problemas graves. Ya somos grandes en cuanto esto pasó y fuerte en los ’90 como para no advertirlo.
    Quisiera que alguien se “avive” en esta campaña y encuentre una estrategia piola como para no andar a los saltos gritando en el matadero que si seguimos así nos van a cortar la cabeza.

    1. Me gusta mucho tu párrafo final porque condensa chicana con preocupación por algo realmente grave y es que “alguien se “avive” en esta campaña y encuentre una estrategia piola” Honestamente, creo que necesitamos que primero muchos se “aviven” de lo mal que estamos en perspectiva y recién luego se podrá elaborar una estrategia piola.

      1. Es que la estrategia de campaña de marcar las bestialidades que están haciendo estos tipos como una letanía me parece… está bien, por supuesto que hay que hacerlo, pero que se yo… si algún dirigente pudiera encarar de otra manera sería muy interesante. Por supuesto que me van a increpar: -“Y de qué otra manera?” Y bueno, para eso están las 24 horas en materia, uno espera que se iluminen y peguen en el centro del bendito “sentido común”.

          1. Absolutamente.
            Solo digo que deberíamos lograr iluminar al pueblo para que ese sentido común se conforme alrededor de otro núcleo, más solidario y colectivo. Hoy en la mesa, medio que la acorralaron a mi suegra con que antes se podía salir, tener más desahogo y disfrutar un fin de semana, vacacionar y la vieja sale con que “esa mujercita que teníamos en el gobierno” nos estaba llevando al comunismo (???).
            El caso es que si esto fuera cierto, mi suegra, persona harto beneficiada por el kirchnerismo seguiría en el mismo standard de vida en el que naufragó toda su vida. Es decir, se hace eco del resquemor de una clase a la que no pertenece como si perteneciera a ella y que es la que la ha cagado sistemáticamente toda su vida que es lo que digo en la apertura de mi primer comentario largo.
            Entonces, de qué hablamos cuando hablamos de ese sentido común que tiñe nuestra vida y está cargado de prejuicios, barbaridades, desmesuras, mentiras y porquerías varias? No es joda, es compleja la cosa y mientras tanto se ha forjado una grieta que a esta altura es un zanjón donde las cuestiones comunes son visualizadas de manera absolutamente contraria de un lado y del otro.
            Entonces, uno debe hacer política en base al mentado “sentido común” o debe hacerlo “sin dejar las convicciones en las puertas de la Rosada”?

            Creo que es importante escuchar las necesidades del otro y en ese sentido no aflojar con extender redes de gas, cloacas, iluminación, vigilancia para que una chica que sale a laburar de noche, o sea, a las seis de la mañana en el segundo cordón del conurbano no sienta que cada día que abre la puerta se enfrenta con la posibilidad de que le arrebaten la vida como si tal cosa.
            En ese sentido tuvimos por ejemplo, un gobierno nacional que llevó a cabo el plan energético más ambicioso de nuestra historia:
            http://www.oetec.org/nota.php?id=%201464&area=%201
            y un Barba Gutierrez que no hizo un carajo en Quilmes para se la hayamos dejado servida a un cocinero mediático.

          2. Lo que le pasa a tu suegra se llama hegemonía. Hay una mirada de la política, el país y el mundo elaborada para favorecer a los sectores concentrados pero hecha con tanta inteligencia que se transforma al mismo tiempo en la mirada de quienes no están contemplados en ella. Esa es una virtud de nuestras clases dominantes que les sigue dando altos réditos. Lo mismo que cuando en el conflicto por la 125, vimos miles de personas que la única tierra que tenía era la de sus macetas defender en la cola del chino a los estancieros.

  17. Por más que el gobierno se salga con la suya en esta elección, esto es que no le den una paliza electoral unificada, no veo cómo puede estabilizar la situación visto que todo indica (economía, endeudamiento, corrupción, etc., etc., etc.) que va a chocar la calesita, salvo alguna modificación imprevista y abrupta en el escenario internacional y local.

    Eso va a generar una inestabilidad político social muy grande y todas los movimientos que hacemos ahora en función de las coordenadas políticas presentes ya van a ser distintos por el trastorno de las mismas que se producirá, estimo, inevitablemente.

    Creo que deberíamos prepararnos para poder conducir ese escenario posterior a la debacle. Puede ser que en su caída el oficialismo gobernante arrastre a muchos, pero va a haber que ser lo suficientemente inteligentes para evitar que nos arrastre a nosotros.

Leave a Reply