Mauricio y el temor a que se fracture la grieta

macri-fractura

Para las fuerzas de oposición este tipo de debates alteran el estado de cosas y por eso no se los puede dar, pero no por el riesgo de “fractura” de la sociedad sino porque no quieren tocar ninguno de los soportes de ese país por cuya devolución claman en las calles los cacerolos.

Si usted quiere entender cómo funciona el conservadurismo no tiene más que analizar las reacciones de la oposición argentina en los últimos años. Todo lo que sea mirar adelante, reformar, avanzar, será visto por ellos como algo que pone a la sociedad al borde de una fractura cuando la historia reciente muestra que fueron las políticas neoliberales que esta oposición avala las que en diciembre de 2001 pusieron de verdad a la sociedad argentina al borde de una fractura social irreparable.

Todo lo que apunta al cambio ha merecido el rechazo militante de esta oposición patética, por eso en la mayoría de los casos el kirchnerismo debió avanzar en soledad. Pasó sin ir más lejos con la ley de reforma política que la terminó aprobando en soledad, esa misma legislación que posibilitó las PASO que hoy son esgrimidas por todos como un canto a la participación para elegir candidatos y que como no podía ser de otra manera, a la hora de la votación la rechazaron a pie juntillas.

Todo aquello que apunte a modernizar las estructuras del país prekirchnerista inexorablemente será visto como disolvente. Es la constante que ha signado los gobiernos de Cristina.

Los amigos de nestornautas en Twitter dicen “Cómo ¿no existía ya la grieta?” Y tienen razón, pero al parecer la gran preocupación del jefe de gobierno porteño es que la grieta se fracture

Nunca menos…

Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Email this to someone

Artículos Relacionados

  1. El debate sobre un nuevo Código Penal es un error político del Ejecutivo, una mala lectura de la coyuntura post- devaluación, debate de paritarias y próximo retiro de subsidios.
    En vez de llenar el pais de Mercados Centrales, negociando mano a mano con productores sin pasar por los intermediarios que encarecen todo, se la deja servida a lo mas recalcitrante del espectro político.
    A veces, ojala me equivoque, creo que el gobierno desea a Massa presidente antes que a Scioli.

Leave a Reply