La devaluación explicada por un sindicalista del PRO

“La devaluación primero te baja el poder adquisitivo del salario, eso es una realidad objetiva, pero también te permite aumentar las exportaciones y te crea fuentes de trabajo. Hay que buscar un punto de equilibrio para que no haga tanto daño. La Argentina tiene que volver a exportar carne y trigo, tiene que volver a exportar”

Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Email this to someone

Artículos Relacionados

  1. Falacia pura. Si se eliminan las retenciones al maíz, la producción de carne va a bajar. La totalidad de la carne de pollo y de cerdo depende de los precios del maíz y accesoriamente de la soja. La carne de vaca depende para su estabilidad del precio del maíz; sin maíz no hay feedlots, sin el respaldo de la existencia de feedlots mucha gente no se va a arriesgar a tener vacas.

    Hace quince años, devaluar permitió exportar y conservar (nunca aumentar) la producción de carne vacuna, porque veníamos de diez años de vender los novillos a 80 centavos de dólar. Ahora vale el doble y no exportamos prácticamente nada, pero ¿a quién le vamos a vender una carne que ya vale el doble?

    Si se eliminan las retenciones a los granos, la agricultura va a avanzar sobre los mejores campos ganaderos. La producción de carne vacuna va a caer significativamente. Pero la producción de granos no va a aumentar demasiado, porque ya se ha avanzado mucho sobre campos de inferior calidad; quedan muy pocos que puedan pasarse a soja o girasol, y menos aún a maíz y trigo. Más aún, para aumentar la producción se necesitan fertilizantes; si aumenta el dólar, aumentan los fosforados, que son enteramente importados, y parcialmente los nitrogenados. Y si aumentan los combustibles, aumentan los nitrogenados, que se fabrican con petróleo.

    Ese pequeño aumento de la producción va a genera un aún más pequeño aumento del empleo en el sector primario, pero al mismo tiempo va a destruir gran cantidad de empleos en el sector industrial. La totalidad de la soja se industrializa y se exporta como aceite y pellets; si se quitan los subsidios, se va a exportar sin industrializar.

    1. Marcelo la tiene reclara. Excelente logica de razonamiento para aventar “explicaciones” sobre la “ventaja” de la devaluacion para los laburantes.

  2. Además va a aumentar la carne en el mercado interno y si se liberan las importaciones nos inundan de productos importados, sobre todo por el excedente de produciión que hay afuera por la crisis mundial.

Leave a Reply