Encuestas

Las encuestas son fotos que muchas veces se retocan a pedido del cliente, pero que con el paso del tiempo parecen transformarse en un ejercicio realmente atrapante para los estudiosos. Me refiero a cómo le erran, a la diferencia grosera entre sus vaticinios y lo que luego ocurre cuando se abren las urnas. Hoy tenemos el caso de la elección en la ciudad de Corrientes, donde empresas conocidas y con experiencia en el asunto volvieron a dar una tendencia groseramente alejada de lo que sucedió. ¿Es culpable la sociedad, que responde cualquier cosa? ¿O será que estos estudios son meras sumatorias de fotografías que inmortalizan un instante y ya al rato ese momento quedó viejo?

Lo importante, en todo caso, es tomar a las encuestas como fotos de momentos pasajeros que no son más que eso. Instrumentos que sirven generalmente a quien los paga pero que se transforman en consumo tóxico para quienes las toman desde afuera para fundamentar caminos electorales a seguir.

Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Email this to someone

Artículos Relacionados

Leave a Reply