El interrogatorio

Alguna vez, Cristina Fernández de Kirchner dijo “Siento que a los opositores los entrevistan y a nosotros nos interrogan”. Algo de eso pasó anoche

La escena es está contada en una imagen: Randazzo sonríe y los entrevistadores están tensos, dos de ellos hasta con una cara de disgusto que asombra, como preparados para el combate. La lucha será desigual: 3 a 1 siempre es desigual, pero no importa, las condiciones así fueron arregladas. La presencia de Florencio Randazzo en C5N por momentos pareció más un interrogatorio que un reportaje y abundaron por parte de Navarro y Morales, las reiteraciones y lugares comunes del discurso cristinista más vulgar, sin innovación, sin ánimo de aportarle nada a la audiencia, sólo buscando nada más que reafirmar las nociones previas de una audiencia que se la presume mayoritariamente inclinada a favor de la ex presidenta. El único que expone algo de periodismo es Gustavo Sylvestre, Navarro y Morales sólo han venido a pelear, a repetir las mismas consignas de siempre sin disposición a escuchar al entrevistado. Por momento hacen lo que tan bien le sale a Nelson Castro, que es elaborar un texto y fraccionarlo en frases que emite a modo de pregunta. Lo de Víctor Hugo Morales fue directamente penoso

Anoche se volvió a ratificar que el algoritmo se blinda cada vez más. Los que no quieren a Randazzo no hacen más que remarcarlo y aquí hay algo importante para pensar: no hay disposición al intercambio sino a ratificar las posiciones previas. Y esto no está ni bien ni mal, simplemente hay que tomarlo como es. De lo que se trata es de aprender a procesar de la forma más civilizada posible las diferencias, porque sólo a partir de ahí se podrá avanzar a una fase superior del intercambio en la vida democrática. Así como nadie tiene derecho a obligar a otro a pensar como a él le plazca, tampoco podrá catalogar de traidor y tantos otros epítetos al compañero que ahora tiene diferencias de miradas y análisis. Quizá lo más sano sea admitir que viene habiendo una grieta dentro de lo que alguna vez fue el kirchnerismo y que cada vez se ensancha más y más. Quizá sea tiempo de entender de una vez por todas que lo que en algún momento unió hoy ya no existe y lo que se requiere es buscarle nuevamente el agujero al mate para reconstruir Unidad, única forma que conduce a la victoria. Pero Unidad no es uniformidad como tampoco aceptar mansamente la línea que baja la conducción. Unidad es capacidad política para procesar posiciones divergentes en aspectos puntuales. No será la primera ni la última vez que un movimiento popular de características aluvionales se fragmenta: asumirlo cuanto antes será ganar tiempo. Podrán hacerle mil reportajes a Randazzo y el resultado será el mismo: quienes previamente estaban convencidos que lo suyo es equivocado o directamente deleznable no harán más que ratificarlo una y mil veces.

En ese momento no se buscan explicaciones sino excusas para ratificar posiciones.

No se puede culpar a una persona por estar convencida de una posición política con la que uno disienta pero ello no nos faculta a vituperar a quien antes pensaba como nosotros y por diversas razones ahora no comparte nuestra mirada. Lo importante sería encontrar el modo de procesar esa divergencia que no tiene por qué tener destino de ruptura. Nosotros propusimos un mecanismo creado por Cristina para debatir las diferencias, que fueron las PASO para discutir ahí todo lo que fuera necesario, pero ya sabemos cuál fue la decisión de la ex presidenta. Ahora vendrán las primarias, luego las generales y ahí se armará la maqueta electoral de fondo que traerá la pregunta de si Macri será reelecto o no en 2019. Ya se dijo muchas veces en esta página que Cristina cometía un error en presentarse ahora porque ella estaba para cosas mayores, ya se explicitó esa mirada vastamente con una fundamentación política e ideológica que podrá ser compartida o no, pero existe. Lo que viene, de ahora en más, es ver cómo se hace para construir futuro, tomando lo que consideremos más valioso de los 12 años previos mas las transformaciones que se han operado desde que Cambiemos llegó al gobierno. Hay que repasar fundamentalmente por qué fuimos derrotados porque mientras ese repaso siga sin hacerse estaremos expuestos a un internismo feroz que trasuntará las formas mas no el fondo de un problema que para mí se fundamenta en la ausencia de mecanismos democráticos para la selección de representantes que, como todos sabemos, fueron reemplazados por la decisión de una persona que así como tuvo muchas virtudes, precisamente en esto no se caracterizó por los aciertos, tanto en 2013 como en 2015. Y no se debe tomar el párrafo precedente como un ataque descolgado a Cristina sino como un reconocimiento doloroso de que como todo ser humano ella también se equivoca. No es poca cosa que desde la ausencia de Néstor Kirchner esta tendencia a la infalibilidad del dedo se fue instalando como algo inobjetable que para colmo nos condujo a dos derrotas consecutivas.

El gran desafío que tenemos por delante es aprender a procesar las diferencias sin por ello caer en la simplificación de que el que piensa distinto es un “traidor” (Dejaré de mentar al Club de fans que a tantos enerva cuando el vitupero gratuito desaparezca) Tarde o temprano llegará la síntesis superadora. De momento sólo queda seguir atravesando el desierto de la manera más digna posible, sin codazos ni zancadillas y sin pretender de manera torpemente autoritaria decirle al otro que piensa distinto que es un quebrado o un vendido a tal o cual interés. Cuando tuvimos el punto máximo de compenetración ganamos, cuando creímos que el dedo mágico armaba el mejor equipo, perdimos, pero entre tantos vaivenes perdimos algo mucho más sagrado que es el vínculo con la sociedad y eso es lo peor que le puede pasar a una fuerza política. Reunirnos entre los convencidos, hacer marchas, peñas y charlas debate de por y para los que previamente ya estamos de acuerdo no sirve para nada como tampoco las plazas que reúnen a grupos previamente convencidos de lo mismo. Temo que muchos han confundido el grupo de pertenencia y el sonido de esas voces con la voz de la sociedad que está afuera y cada vez más lejos de la minoría intensa que se referencia en Cristina. Está bárbara la referenciación en una idea o en una personas tanto como está muy mal el bardear a los compañeros que salieron de esa minoría pero siguen convencidos de que la liberación nacional y social es la estrategia.

Si se procesa esto con sabiduría, el desierto será más corto.

Hoy nos falta la esencia de Néstor Kirchner y su amplitud para convocar a distintos bajo coincidencias puntuales, nos falta esa amplitud para entender la lógica movimientista del peronismo. Al compañero ya no lo tenemos, pero nos ha dejado muchas enseñanzas que en lugar de olvidar o soslayar las tenemos que reflotar. Si lo hacemos, si rescatamos las enseñanzas del compañero no tengo dudas que reconstruiremos una mayoría victoriosa. Por lo menos ese es mi compromiso. No quiero centroizquierdas disimuladas sin más vocación que el cuidar la quintita y mantenerla ordenada, quiero reconstruir esa fuerza multiforme que transformó a la Argentina, quiero recuperar el poder.

*Gracias por apoyar esta página

Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Email this to someone

Artículos Relacionados

  1. Si algo quedó clarito, pero clarito clarito
    con esta gansada de reunciar a los fueros
    es que ni Randazzo, ni Massa ni Stolbizer
    están dispuestos a enfrentarse con poder real
    Dio pena verlo a Florencio tratando de restarle
    importancia a la influencia de Clarin en la justicia
    Debe ser cierto que no lee los diarios
    porque no se enteró de la fusión con Telecom.

  2. Zafó bastante bien. Aunque sigo pensando que no está hecho para ocupar el lugar que ambiciona (2019). Se le puede sacar mucho más jugo como ministro.

    A mi juicio el peronismo “orgánico” necesita un referente con el carisma de Cristina y la personalidad de Néstor, sobretodo para afrontar la etapa posmacrista, la que va a necesitar una audacia propia de la “izquierda populista”.

    No me preocuparía por “sintonizar” y maniobrar entre diferentes electorados (p no k, p, no k, etc.).

    Lamentablemente otra debacle estilo 1989 o 2001 dictará lo que se necesite hacer y barrerá con las creencias hoy aparentemente sólidas y establecidas. El que interprete eso en el momento oportuno, será el futuro referente y figura.

  3. Puedo estar de acuerdo parcialmente con algunas de las cosas que decís. En lo que no estoy de acuerdo es en “repasar fundamentalmente por qué fuimos derrotados porque mientras ese repaso siga sin hacerse…”
    Durante un año y medio nos dedicamos casi exclusivamente a la autocrítica; la hayamos hecho bien o mal, la hicimos y perdimos mucho tiempo y esfuerzo en eso. Seguramente después del 22 de octubre habrá que seguir haciéndola, sumándole el análisis de por qué nos habrá ido como nos habrá ido. Pero este no es el momento, es una de las peores cosas que podemos hacer en este momento.
    Y eso sin entrar a preguntar qué autocrítica hizo Randazzo de sí mismo. Porque 18 meses de silencio también fueron 18 meses sin autocrítica.

    En todo caso, este es el momento de hacer campaña, no autocrítica; es el momento de plantear claramente en qué se está de acuerdo y en qué se está en desacuerdo con las políticas de Macri, el momento de mostrar los resultados de esas políticas, el momento de plantear alternativas y de clarificar cómo llevarlas adelante. Todo lo demás sólo sirve para pelearnos entre nosotros y para facilitarle las cosas a Macri. Hasta el 22 de octubre, la autocrítica del otro es campaña en favor de Cambiemos.

    1. Institucionalmente no se hizo autocrítica alguna, ni sobre por qué no fuimos capaces de hacer una PASO en 2015 que no fuera escandalosa, de por qué se privilegió el dedo de Cristina para armar las listas, etc ¡Y no hablemos de la novedad de vaciar al partido! Pero ¿por qué no me contás de “algunas de esas cosas” en las que estás de acuerdo?

  4. La verdad que me gustó Randazzo.
    Tengo ilusion que hagamos una buena eleccion. Que Cristina gane por mucho y que Florencio se coma mucho voto de Massa.
    Estaria muy contento de darse ese escenario

    Gerardo,

    Yo sigo esperando TU autocrita. La que hiciste hasta ahora fue muy vertiginosa y poco clara
    Saludos

  5. No leí este post ni escuché a Randazzo, no quiero ponerme tan en contra de personas que alguna vez apoyé. Miré por arriba algunos comentarios. Los comentarios, aquí o en La Nación, reflejan lo sustancial de una nota, el resto es tejido conectivo que sostiene lo sustancial. En general los que exigen autocrítica me resultan parecidos a quienes frente a una violación seguida de muerte se preguntan cómo iba vestida la violada.

  6. cuando lo escuche hablar a florencio una de las cosas que se me ocurrieron fue “bue…por lo menos despues de esto gerardo vuelve con nosotros” pero parece que lo interpretamos de manera diferente. uf que diferente, me da fiaca escribir todo lo diferente que fue gerardo… randazzo me dio mala espina siempre, antes de toda la pavada que montó ahora. lo confirme cuando se juntó con los pavotes de carta abierta; que ya de antes lo escuchaba hablar y me parecia… sospechoso digamos, y entre risas y aplausos se festejaban entre ellos, todos pelotudos. Me molesta que queden el boludo de forster de este lado y vos del otro. prefiero leer tu lista de supermercado (o la de lucas carrasco, otro que enciende mi cerebrito y que tambien se fue) que otra pavada pretenciosa mas de ese muchacho…pero asi son las cosas.
    las cosas que dijo este equilibrista sin profundidad… hasta se dio el lujo de hablar mal de nestor! no solo de cristina, y mucho mas desleal fue randazzo que silvestre y vh cuando les recordo a ellos su pasado gorila: el gato se hizo el boludo, como randazzo cuando le preguntaron por sus dichos de que CFK Y NK eran mejores que peron y evita; de parte de victor hugo el siempre asumio lo que hizo como un error y no como “coherencia” como flopa. y no defiendo a los periodistas. no me caen bien en general, ninguno. bueno vos si.

    vos citaste alguna vez a jauretche sobre las visitas a la embajada yoni.
    randazzo tiene una entradita alla: en el quilombo del campo, 3 años antes de que cristina fuera para el la mejor de la historia y ahora una soberbia y bla bla bla, randazzo se pego una vuelta por la embajada y dijo que el manejaria las cosas de otra manera, me entendes hermano?
    paso por la embajada, de eeuu, en 2008, se pegó una vuelta, ahi donde van todos los forros que ya conocemos, los traidores de siempre, esta en wikileaks.
    de los que no sospechamos no pasó uno solo por ahi…salvo florencio
    abrazo hermano

Leave a Reply