El establishment castiga al gobierno por sus aciertos

aciertosY seguimos con esta convergencia de la sanción popular por los errores con el aprovechamiento de los sectores de poder que la utilizan para facturarle al gobierno sus aciertos. Y es bueno seguir en este eje porque si no corremos el riesgo de que se imponga la visión promovida por Clarín y La Nacion de que el kirchnerismo no ha sido más que una banda de corruptos con olfato político para aprovechar el vacío político que se generó en 2001.

La verdad es que ese planteo no tiene mucha lógica puesto que la experiencia menemista, sin ir más lejos, demostró que para perpetrar el saqueo lo primero que hay que hacer es acordar el reparto de la bolsa como lo hizo el riojano con todos los factores de poder. Como ejemplo valga recordar que una de las primeras medidas de aquél gobierno fue modificar la ley de medios vigente (la de Videla) para posibilitarle a Clarín el acceso a Canal 13 y Radio Mitre.

¿No será que el kirchnerismo, siendo en apariencia tan corrupto, no se vendió a las ofertas del poder concentrado como lo hizo Menem? ¿Cómo se explica si no que pudiendo anudar alianzas con el establishment el kirchnerismo haya optado por enfrentarlo? ¿Cómo se explica que pudiendo arreglar con la corporación agropecuaria les haya querido aplicar la 125? ¿Cómo se explica que teniendo buenos vínculos como los tuvo con Clarín durante el gobierno de Néstor, luego el de Cristina haya decidido enfrentarlo si tenían todas las chances de arreglar?

La verdad, el análisis no cierra. Seguramente porque es más fácil combatir a un gobierno por denuncias mediáticas que luego en su mayoría no se prueban que ponerse a debatir la orientación de su gestión. Tampoco cierra la suposición de que las denuncias no prosperan porque la justicia está cooptada ya que entonces no se entiende porqué el gobierno embistió duramente contra el poder judicial. Nadie busca modificar una estructura que le es favorable ¿no?

Es complicado combatir a un gobierno que le dio al país una batería de leyes y avances que impactan de lleno en la sociedad porque la benefician y por ende elevó el piso sobre el que estamos parados en la actualidad.

Argentina tiene hoy Matrimonio igualitario pese a la oposición feroz de la Iglesia; Argentina tiene hoy un estatuto del peón rural pese a la oposición de las patronales agropecuarias; Argentina tiene hoy Ley del Trabajo Doméstico, pese a la bronca de los sectores medios y medios altos que siguen sin entender que “la chica que nos ayuda” debe tener el mismo derecho de cualquier trabajador (esto es espectacular: hay gente de clase media que como no le alcanza para pagar lo que corresponde, negrea. Está tan profundamente arraigada la explotación del trabajo doméstico que hasta personas de buena fe no llegan a comprender que si no se le puede pagar pues no se la contrata. Está tan subsumido el derecho de la empleada doméstica, que en el presupuesto familiar ni siquiera está contemplado, eso se arregla a último momento con lo que sobre); Argentina tiene voto optativo para los pibes de 16 años pese a la oposición del conservadurismo que suponía que “no están preparados”; Argentina recuperó los aportes previsionales pese a la oposición salvaje de los bancos, que perdieron un negocio fabuloso ¿Cómo no van a odiar a Cristina y al kirchnerismo si como consecuencia de esa medida, desde Clarín hasta Techint deben admitir la presencia de directores del estado en sus consejos directivos?

Por eso se explica que hasta por ahí anden delineando gabinetes cuando faltan 2 años y cuatro meses para el final del mandato de Cristina ¿No están muy apurados?

¿O es que no quieren esperar 2 años y cuatro meses?

Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Email this to someone

Artículos Relacionados

Leave a Reply