Duke Ellington, el movimientista…

La mejor forma de entender la grandeza artística e importancia histórica de Duke Ellington es caracterizar a su big band como una orquesta de solistas, donde cada uno de sus integrantes preparaba sus propios arreglos pero el conjunto terminaba sonando como lo deseaba el director. Si la contraparte era count Basie, con esa maquinaria de un nivel de justeza pocas veces obtenido por ninguna gran orquesta, el arte del Duke fue el manejo de la diversidad.

Si se me permite la comparación, Basie fue Partido. Ellington, Movimiento.

Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Email this to someone

Artículos Relacionados

Leave a Reply