Desafíos a 11 días de las PASO

La radio y la televisión se pegotea más y más con la melaza de María Eugenia Vidal. Asombra el nivel de cobertura del que dispone la gobernadora y su repetición mecánica de los mismos gestos, el mismo tono y la misma insustancialidad que olvida, entre otras cosas, que ya lleva un año y medio de gestión sin resultados palpalbles a la vista. En lo referido a Seguridad, al inaugurar las sesiones ordinarias de este año propuso convocar al conjunto de fuerzas políticas y sociales del distrito a fin de elaborar un programa integral de abordaje de esta cuestión realmente central pero en los hechos no fueron más que palabras de ocasión: la inseguridad crece y los vecinos de la provincia están día a día más expuestos al accionar de la delincuencia. A Vidal le hicieron creer que con purgas en la bonaerense se soluciona una peste que infecta diversos ámbitos de la sociedad que van mucho más allá de la Policía, los resultados están a la vista.

Frente a esta pose prefabricada y ultracoucheada hasta el mismísimo Macri aparece más humano cuando al menos por momentos se irrita en los discursos y expone esa indignación de primogénito acaudalado. Vidal ha debido recurrir a Elisa Carrió para ver si esa ambulancia en manos de la chaqueña logra algún efecto, aunque sea frenar el drenaje de electores que a esta altura es indisimulable.

Pero como en política todo tiene que ver con todo y las cosas que suceden ahora tienen explicaciones en el pasado reciente, hoy podemos ver que 12 años de mejoría para la mayoría del pueblo no se borran con facilidad, y aquí estamos frente a una novedad pocas veces vistas ¿Por qué proscribieron a Perón en el 55 si no para evitar que la memoria popular desoyera en el cuarto oscuro todo tipo de mandato bajado desde el poder? Algo parecido en términos de la memoria popular es lo que parece haberle hecho explotar las probetas al laboratorio de Durán Barba. La gente tiene la “mala costumbre” de cortar ancho y contra eso no parece haber antídoto efectivo. Es que el problema del macrismo no sólo es Cristina sino su absoluto incumplimiento en todas y cada una de las propuestas realizadas en campaña. Nadie seriamente cree que todo lo que se promete se cumpla, a lo sumo se llevarán a cabo un puñado de iniciativas que demarcan un rumbo. En el caso de Macri todas, absolutamente las acciones emprendidas desnudan la cara atroz de un proyecto profundamente antipopular y eso se percibe en el cajero, en el súper y en todos los ámbitos de la vida cotidiana y ahí es donde esa porción del electorado que votó Cambiemos en la segunda vuelta del 2015 se espanta, porque verifica en bolsillo propio que el proyecto del macrismo no consistía en continuar las buenas políticas del kirchnerismo sino cortarlas de raíz (Y por eso fue y sigue siendo un error de principiantes tratar de “Globoludo” y demás caracterizaciones que sólo espantan a sectores a los que debemos recuperar) Estamos hablando de una porción importante de esos votantes que llevaron a Macri del 32% de la primera vuelta al 51 en el ballotage: mucha gente, mucha. Gente que independientemente de que ahora vote a Randazzo o a Massa, se va de Cambiemos aunque -bueno es apuntarlo- muchos ratificarán su respaldo aún a regañadientes (tampoco caigamos en el infantilismo de suponer que el gobierno se quedará sin uno solo de esos votos)

¿Qué desafíos nos plantea esta coyuntura? En primer lugar que es probable que Cambiemos pierda la provincia de Buenos Aires ajustadamente y que en el resto del país no le irá tan mal como creen muchos amigos con escafandra. En segundo lugar -y por lejos lo más importante- es ver qué capacidad tendremos para articular un armado con chances victoriosas de cara al 2019, que es el momento de quiebre, donde si Cambiemos logra imponerse nos esperarán varios años de profundización de políticas claramente antipopulares. La discusión deberá pasar por ver cómo armamos un bloque social y político que tenga posibilidades de victoria y dos años es realmente muy poco tiempo porque si Cristina triunfara con un porcentaje en torno al 35 % (eso es lo que dicen la mayoría de las encuestas) habría luego que ver cómo se vincula ese resultado al del peronismo en el resto del país. Sabemos que el peronismo es pragmático, que su credo interno ratifica a diario que el que gana conduce y el que pierde va al fondo de la cola. Bien, todo eso habrá de ser discutido desde noviembre contra reloj. Pero también habrá que analizar cómo se tienden puentes con sectores que hoy revistan en el Frente Renovador ¿O acaso se puede pensar en superar el 50 % con la sola repetición del armado de 2015 que ya demostró su endebles?

Hoy tenemos el desafío de ser inteligentes y no comernos los amagues. Si Vidal pierde en las PASO, mucho mejor, por supuesto, pero queda octubre y queda la instancia definitiva de 2019. Debemos mirar la película completa, analizar el total país y ponernos a reconstruir al peronismo, ese peronismo que se ratificó victorioso en Chaco hace días, sin ir más lejos. Urge sacarle óxido a un montón de denominadores comunes que han sido arrumbados en los últimos años y en el marco de esa reconstrucción estratégica también recomponer alianzas con la pata gremial y los movimientos sociales, un actor nuevo de significación estratégica.

Por todas estas cosas es que sigo convencido que aquellos ejes centrales que nos enseñó Néstor Kirchner siguen teniendo absoluta vigencia y que fundamentalmente es menester ratificar la certeza de que es impensable pensar en un triunfo a nivel nacional sin el peronismo como columna vertebral del Frente Nacional y Popular.

Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Email this to someone

Artículos Relacionados

  1. La Alianza obtuvo 25% votos en las legislativas 2001, 2 meses despues helicoptero, el contrabandista esta muy pero muy cerca a ese 25% nacional con un campo minado d bonbas mensuales Lebac ekivalentes a 55000 palos verdes con solo 10000 palos verdes d reservas likidas en el Central. Respecto al FR si se dan los votos como anticipan encuestas 2 derrotas al hilo le pican el boleto a Massita, habra q tender puentes con los peronistas (y no neoliberales duhaldistas residuales) d ese espacio excluyendo a kienes votaron todas las leyes del contrabandista. obviamente q hay q hacerlo tambien con Randazzo si se decide a pegarle patada en el orto a todos los legisladores q nos traicionaron en el Congreso.

      1. Pragmatismo, generosa apertura d brazos a segundas y terceras lineas PERONISTAS del FR para vaciarlo unificando al peronismo PBA (siempre q se den los numeros q anticipan encuestas, si los numeros son otros tambien hay q ser pragmatico y ahi si habra q tragar sapos).

  2. Gerardo, como hace unos meses seguís con el “nestorismo” que algunos interpretamos hace tiempo como una jugada, no exclusivamente tuya, para bajarle el precio a Cristina. En esa línea sólo la mencionás 2 veces, una bastante “ninguneadora” aludiendo a ella como problema para macri, y la segunda para anunciar su techo del 35%.
    Te recuerdo que en este mismo espacio se auguraba que no se presentaba, luego que tenía techo de 25, luego de 30 y así. Y así resulta que no tenemos que comernos amagues…Qué significa esto? ¿De quién hablás, de Florencio?
    Ese peronismo que se ratificó victorioso en Chaco se referenció en Cristina, no con Massa ni en Randazzo.
    Te copio y pego: ¿Por qué proscribieron a Perón en el 55 si no para evitar que la memoria popular desoyera en el cuarto oscuro todo tipo de mandato bajado desde el poder? Pues a mí esto me resulta familiar y hoy me suena a los intentos de Clarín y Bonadio para con Cristina.
    Abrazo peronista.

    1. Compañero JPF: es para mí imposible analizar nuestro presente político sin remitirme a Néstor Kirchner, pero no ninguneo a Cristina, ni para bajarle el precio ni con otra intención. Sucede que pensar en 2019 implica contemplar el conjunto del país y no sólo la PBA.
      Respecto a Bonadío, no tengo dudas que está operando para detenerla y si eso ocurriese sería el primero en salir a la calle, pero creo también que no se puede parangonar mecánicamente al General con Cristina, humildemente.

  3. En estos días escuché varias veces una hipótesis muy difundida
    dentro y fuera del peronismo que viene a augurar que aunque
    Cristina gane en Bs As no tiene chances en el 2019 porque
    tiene un rechazo mayoritario de la sociedad y además está
    sola frente al resto de los gobernadores peronista.
    Bien vale recordar que Macri 2 años antes de ser presidente
    tenía una imagen negativa del 60%
    Por otra parte, ¿qué gobernador no está tan solo como
    Cristina? ¿Cuántos más acompañan a Schiaretti y Urtubey?
    ¿Hay alguno que pueda aglutinar por derecha y por izquierda?

    Con respecto al Macrismo, creo que si de acá al 2019 no volantean
    y encuentran algo parecido al Plan austral o a un Plan de covertibilidad
    están listos. La gente está repodrida de que no le alcance la guita.
    ya no va haber lugar para un voto estético, moral y republicano.

    En algún punto, me duele reconocerlo, confío mucho más en lo
    que ellos no van a poder conseguir, que en lo que podamos conseguir
    nosotros en pos de un espacio nacional y popular sin mezquindades
    y sin rencores

    1. Coincido plenamente con el párrafo final de tu comentario, Pippo
      “En algún punto, me duele reconocerlo, confío mucho más en lo
      que ellos no van a poder conseguir, que en lo que podamos conseguir
      nosotros en pos de un espacio nacional y popular sin mezquindades
      y sin rencores”
      En el post intento decir algo parecido

  4. Gerardo, dejemos las obviedades: “no se puede parangonar mecánicamente al General con Cristina”.
    Si eso no es tb. bajarle el precio…
    Mejor hablemos de liderazgos contemporáneos. Y si surgen otros CLARAMENTE, bienvenidos.
    Mientras tanto (y si quiere seguimos bajando el precio) es lo que hay.
    Y como los Intendentes de la PBA en 2017, en 2019 caerán todos al jagüel.

    1. La diferencia radica en que analizamos la cuestión desde lugares distintos. No le subo ni bajo el precio a nadie y mucho menos a Cristina. Y no creo que en mi post se pueda traslucir esa intención, salvo que hagamos un recorte mañero.

  5. Estimado.
    Lo que me preocupa que el Peronismo, en esta ocasion, ha sido proscripto por el mismo Peronismo. La supuesta formula que nos representa al espacio peronista va por fuera del PJ… No me parece un buen mensaje, ni le veo la necesidad…
    Tambien estoy de acuerdo en la observacion que hace que se debe ampliar las relaciones de base con otros sectores afines en busqueda del bien del pais, es decir repatriar a los peronistas diseminados en diversos sectores por efecto negativo de espaciosfavorecidos y que pretendieron convertirse en hegemonicos y como resultado tuvimos esa derrota

  6. cuales fueron las buenas politicas del kichnerismo , emitir y darle mas aire a la inflacion, incrementar el deficit fiscal y cuasi fiscal, llegar al deficit comercial debido a la politica inflacionaria de ocho años de gobierno, pagarle al club de paris d10000 mil palos sin chistar, y depues sacar pecho con los holdauts, regalar la luz y el gas y quedarte sin reservas, y acostumbrar a la gente a gastar sin control, ahogar a los productores chicos y medianos y quedarte sin maiz ni trigo o sin vacas

Leave a Reply