Cuestión de Estado

Cortes-luz-Belgrano_IECIMA20131217_0041_7

La mejor forma de apoyar un gobierno es no esconder bajo la alfombra sus falencias y entender que errarle en la gestión es parte del juego, que no siempre se es infalible y que a la postre, lo que va al disco rígido de la historia es la capacidad de corrección de las equivocaciones.

El kirchnerismo ha dado sobradas muestras de corregir en la acción sus errores. A veces lo ha hecho a tiempo, a veces tarde, a veces se ha encerrado en no tomar medidas que le significaron un hemorragia electoral, pero luego ha entendido y obrado en consecuencia. Esto es importante reconocerlo para plantear que se impone una solución drástica al problema de la energía domiciliaria pero también que hay un déficit de las áreas respectivas de control. Hay que tratar de enfriar un poco la mirada: es cierto que hay una ola de calor equiparable sólo a la de 1947, tan cierto como que da cosita que a esta altura de los acontecimientos salgan el jefe de gabinete o el ministro de Planificación a hacerse los cojudos con amenazas a las empresas distribuidoras que, la verdad, nadie toma en serio y que si llegaran transformarse en una quita de licencia no cambiarían en mucho el panorama que estamos padeciendo. Los cortes de luz no son novedad porque verano a verano vienen ocurriendo, sólo se necesitaba una ola de calor un poco más extensa para todo volara por el aire ¿No se lo pudo calcular? ¿No se puede hacer nada ante empresas que prefieren pagar multas antes que realizar inversiones porque les sale más barato? ¿De que sirven las inversiones realizadas para contar con más electricidad en términos mayoristas si luego las distribuidoras no hacen lo que les compete a efectos de optimizar el servicio?

Hay datos en el área energética, como en el transporte público, que no son primicias sino remakes de películas que los argentinos hemos venido sufriendo capítulo a capítulo desde hace varios años y frente a esto no sirve ya la excusa ni la explicación del aumento en el consumo o lo millones de Aires Acondicionados que se vendieron ¿Es que nadie pensó que esos aparatos iban a intensificar la demanda?

Ha expirado el tiempo histórico de la explicación. El tipo quería laburo y lo consiguió, luego el aire y lo tarjeteó. Ahora pide energía eléctrica para encenderlo ¿Lo vamos a culpar?

Nada de lo que está sucediendo estaba fuera de las probabilidades y las empresas vienen haciendo un jueguito por todos conocido.

En este drama, el único actor que puede modificar la trama es el Estado. Lamentablemente, hasta ahora no está a la altura de las circunstancias.

Google+3Twitter28Facebook148Email

28 thoughts on “Cuestión de Estado

  1. Z
    2013/12/26 at 6:58 pm

    Es por ahí compañero, firmo al pie.

  2. PATRICIA GATICA
    2013/12/26 at 7:22 pm

    TOTALMENTE DE ACUERDO G.FERNANDEZ.EL GOBIERNO SIEMPRE LLEGA AL LÍMITE.HAY QUE NACIONALIZAR YAAAA!!!!!!!!!!!NO DA PARA MÁS!!!!!!!!!!!!!!!!

    1. 2013/12/29 at 4:07 am

      Patricia, que solucionas con “nacionalizar” cuando de hecho ya lo está ya que las empresas de electricidad están bajo gestión y control del Estado, en cuyos directorios están sus representantes (preguntate que saben sobre la materia esos representantes). El Estado además determina las tarifas y les atribuye las zonas de exclusividad (monopolio) comercial!!!…A eso sumale la existencia del ENRE que es el órgano estatal responsable del control y regulación de la actividad y entre cuyos objetivos la ley que lo creó le asignó el deber de asegurar la calidad del servicio a los usuarios!!…Fijate en la factura de luz de tu casa y vas a encontrar un item (fondo de “inversión” energética): a dónde fue a parar esa plata durante tantos años!° No creo que sea nacionalizando sino implementando políticas públicas correctas y poniendo a gente capaz (idónea) y no solamente a gente que habla lindo (versea). La eficiencia en la prestación de los servicios públicos no siempre la aseguran el Estado (debería) y menos la garantiza cuando la corrupción y la falta de idoneidad impera en la gestión e intervención sobre las empresas de servicios públicos. Lo mismo pasa con el transporte, etc. Lo que pasa que el deterioro fue avanzando progresivamente y nadie movió un dedo (las advertencias de los expertos fueron múltiples) y ahora implosiono todo
      . Saludos.

  3. eleonora
    2013/12/26 at 8:27 pm

    Es criminal lo que esta pasando, gente anciana, bebés, gente que depende de Oxígeno o de nebulizaciones, y gente simplemente que trabaja todo el dia y tiene derecho a darse una ducha, o a usar el AA que se compro laburando, como bien, dijiste Gustavo. Diez días en algunos casos. Se imaginan con 37 grados diez días sin luz? Va a morir gente….
    ” son algunos casos puntuales los que quedan sin luz” Dicen muy truchos– Que vayan ellos a vivir a esos ” casos puntuales”, sin agua y sin un ventilador!!
    Y una cosa más. Basta de privilegios. Basta de enorme generadores para Parrili o para Oyarbide. Usen esos generadores para los hospitales en todo caso! Que el hospital Pena estuvo días sin luz!

  4. Daniel
    2013/12/26 at 8:35 pm

    Gerardo:
    ¿Nadie pensó que esto podia ocurrir?
    Parece que ningun funcionario del ministerio de planificacion se ocupó de de verificar y reclamar el cumplimiento de las obras necesarias?
    Habla Coqui, habla De Vido pero ahora ya es tarde, estamos en el horno.
    Todos los empleados del ENRE estan pintados, habria que despedirlos del primero al ultimo.

    Las prioridades que tiene el gobierno realmente me desorientan. Ponen muchisima energia que temas que a mi entender son intrascendentes y que no cambian en lo mas minimo la calidad de vida de los ciudadanos.

    1. giovanni
      2013/12/29 at 3:58 am

      Daniel: Todos los entes de control forman parte de una misma política que viene de Menem y no se modificó. La CNC está al servicio de las telefónicas (cómo andan los celulares, que son su mayor fuente de ganancia?). La CNRT, que teóricamente debía controlar los transportes, incluidos los trenes. Terminamos con un secretario burlón procesado. El ENRE es esto que estamos viviendo.Pero…¿Qué hace el principal órgano de control interno del Poder Ejecutivo que es la Sindicatura General? Ah, me olvidaba. Está a cargo de Reposo…
      No digo más.

  5. 2013/12/26 at 8:38 pm

    Concuerdo con mi tocayo.
    Habría que ver a que llama ” temas intrascendentes”, pero la cosa pasa por ahí.

    1. Daniel
      2013/12/26 at 9:14 pm

      Daniel:

      Los temas trascendentes/intrascendentes son discutibles.
      Vos tendras tus prioridades y yo las mias.

  6. Alcides Acevedo
    2013/12/26 at 9:46 pm

    Veamos, hace muchos años que viene anunciándose una crisis energética en toda la línea, hidrocarburos y electricidad ¿por qué se hacen los desentendidos los kirchneristas?

    Más allá de las críticas a las empresas eléctricas, y como sucediera con el transporte ferroviario, estas viven de los subsidios… ¿esos subsidios alcanzan para financiar las “inversiones”? yo no lo sé.

    Hay crisis por todos lados, la infraestructura hace agua, las rutas son un desastre, los trenes destruidos, el sistema eléctrico colapsado, la producción de petróleo y gas se cayó a pedazos y estamos importando… y eso que los K vienen de una provincia petrolera, les aviso, la producción de petróleo viene cayendo en Argentina desde 1998 y la de gas desde 2004:
    http://www.infobae.com/2013/04/29/708271-la-produccion-petroleo-y-gas-volvio-caer

    ¿No piensan dar explicaciones? esta fue la década ganada… pero misteriosamente la tierra quedará arrasada.

  7. 2013/12/26 at 10:02 pm

    yo, si fuera Cristina
    mando a los funcionarios a dormir ahi, en una carpa, a asistir a la gente.
    ponele que ella no vaya, pero funcionarios altos o medios, que hagan una especie de “guardia” en algun barrio sin luz.
    No arregla un choto, pero es bueno saber que alguien que tiene responsabilidades, también decide sufrir el calor con los que lo sufren.
    Demagogia? quizás. pero es una forma de sufrir en carne propia el 1% (o el % que sea) de responsabilidad que tenés.
    en Japón se suicidarían, no pido tanto.

  8. Luis Larrosa
    2013/12/26 at 10:57 pm

    Que todo este quilombo sirva para depurar Empresas, “Entes Reguladores” y organismos de “planificación” que parecen cartón pintado. Generar autosuficiencia energética de bajo costo mediante centrales “no térmicas” demandará sus años, pero el transporte de electricidad no implica importación de costosísima tecnología; pico, pala, conductores de cobre y trabajo nacional. Creo que ha llegado la hora.

  9. 2013/12/26 at 11:01 pm

    y acá los socialistas beneficiándose del rebote mediático inmenso que tiene Buenos Aires.
    Eso hace que el problema sea vivido como “nacional”
    cuando ellos están hace 6 años (por cierto, no nos olvidemos que el PJ trató de privatizar la EPE) y anda todo para el orto acá… por culpa de ellos

  10. 2013/12/26 at 11:27 pm

    Please, compañeros, el kirchnerismo es capitalismo populista, el carro muchas veces está delante del caballo; no somos el stalinismo que planificaba todo (menos la desaparición de la URSS) ni confiamos en la infalibilidad del mercado cuya falibilidad tanto costo siempre tuvo para quienes nos interesan. So, el desorden nuestro es el mismo que padecen en Venezuela, en Ecuador, en Bolivia, en Brasil (of course: ¿cuándo van a prever las lluvias?); es el desorden que le criticaban al primer peronismo, recordemos todos los sabios que le hablaban de la industria pesado pero no la previeron ellos antes ni la llevaron a cabo después. En fin, habrá que mejorar, pero el desorden siempre nos va a rodear, resignémonos para, incluso, mejorar.

    1. 2013/12/27 at 7:49 pm

      Coincido. Si nos ponemos ordenaditos la unica solucion inmediata es la restriccion, con un poco de desorden se dan las condiciones para algunos cambios.

  11. Carlos Balmaceda
    2013/12/27 at 3:47 am

    Estos cortes deberían ser el primer accidente del Once para el gobierno: la oportunidad de replantear todo el sistema de distribución de energía eléctrica. El ENRE, como todos los organismos de control, son una mentira de los ’90 que hay que modificar, la terciarización (siguen las similitudes con el sistema ferroviario) es otra presencia de los ’90: precarización laboral, ineptitud de gestión, incapacidad tecnológica. La política de comunicación de Edesur y Edenor es la misma que las de las empresas de telefonía celular, una cachetada al usuario. Si se estatizan, debe hacerse ya, previendo la ganancia, una suba del servicio (ridículamente baja) que asegure la inversión y no desproteja a los más débiles. Si el sistema ferroviario persistió fue porque subsistían las alianzas y la complicidad con sectores del empresariado parasitario y con la burocracia sindical, cuando la necesidad tuvo cara de hereje, se rompieron esos pactos, se terminó con la inercia menemista y se procedió a cambios que en un par de años nos van a sorprender y que quiebran toda una constante histórica. Se pudo. Se puede.

    1. 2013/12/29 at 3:55 pm

      Carlos Balmaceda: Once 1 y 2 y Castelar no fueron accidentes: fueron atentados. En todos los casos los frenos funcionaban a la perfección. Informate, por favor

  12. Daniel
    2013/12/27 at 5:51 pm

    Gerardo:

    Estoy pensado que la guerra simbólica librada contra Clarín, le consumió todas las energías al Kirchnerismo (funcionarios + cuadros + militancia), quedaron fuera de foco y no tuvieron fuerza ni lucidez mental para prestar atención a otros temas, tal vez mas importantes… y hace tiempo estamos todos pagando las consecuencias, a través de distintas las crisis que ocurren: Seguridad, energia, transporte, inflacion, etc.

    1. 2013/12/27 at 11:08 pm

      Nada que ver: las energías que le consumió el tema Clarín S.A. son las mismas energías que catalizaba el tema Clarín S.A.

      1. Daniel
        2013/12/28 at 4:47 pm

        Quizas tengas razon, el Kirchnerismo nunca tuvo la lucidez mental para prestar atencion a muchos temas importantes y eligio poner la atencion en tilinguerias que no cambian un apice la calidad de vida de los argentinos.

  13. 2013/12/27 at 8:37 pm

    Comparto las ideas Gerardo.

  14. Politico Aficionado
    2013/12/27 at 9:23 pm

    En los Estados Unidos hay en estos días una ola de frío fuera de lo común. Como consecuencia de la misma hay decenas de miles de usuarios sin corriente eléctrica.

    Naturalmente eso no justifica lo que sucede en la CABA y GBA. Coincido con lo que plantea Patricia Gatica, hay que nacionalizar EDENOR y EDESUR, que nunca hicieron las inversiones necesarias.

    Hay quienes dicen que la tarifa actual no les permite invertir, pero olvidan que durante años estas empresas cobraban altísimas tarifas dolarizadas y tampoco invirtieron. Hoy que las tarifas son muy bajas, cobran subvenciones estatales. En las grandes ciudades del interior las tarifas son mucho mas altas y tampoco se observa que los concesionarios hagan las inversiones necesarias.

    Pareciera que en la situación actual, las groseras deficiencias que se observan en la prestación del servicio permitirían rescindir los contratos de concesión sin costosas indemnizaciones a los concesionarios. Yo no dejaría pasar la oportunidad.

    De todos modos no cabría esperar mejorías inmediatas en la calidad del servicio, y estimo que sería imprescindible adecuar las tarifas para poder costear las obras.

  15. ElBosnio
    2013/12/28 at 3:27 am

    Gerardo, dejame plantear un idea que sin duda resultará antipática.
    Hay algo que se llama “mantenimiento a la rotura”, esto significa que hay situaciones donde es mas razonable para un sistema esperar que algo se rompa para repararlo que mantenerlo en un nivel tal que no se rompa nunca.

    Cuando hay calidad de vida, e incluso vidas de por medio es muy dificil que alguien defienda que la mejor solucion es un mantenimiento a la rotura. Pero eso es lo que ocurre en todo el mundo con la mayoría de las cosas.

    Florida podria construir sus ciudades de forma que sus huracanes, tan impredecibles como nuestros calores (como relojes suizos), no les ocasionaran ningun daño al pasar, ni material ni de vida. Sin embargo el pais mas rico de la tierra opta por la solucion a la rotura. Viene un huracan, con un nuevo nombre pero igual al anterior, arrasa con todo el domingo y el lunes aparecen las cuadrillas a reparar todo y las ambulancias a llevarse rotos y muertos.

    Una diferencia no menor es que nadie sale a pedir la cabeza de nadie. Los medios anuncian antes las medidas de prevencion habituales y luego anuncian como van reflotando cada parte de la ciudad y así hasta que la ultima cuadra queda reparada. Y eso se repite año tras año.

    Podrían hacerlo diferente. Podrian poner todos los postes de hormigon, las casas en hormigon, atar los bancos de plaza y no se cuantas cosas mas. Pero prefieren usar esos recursos para causas mas humanitarias como ir a democratizar medio oriente o escuchar las conversaciones de Dilma. Lo de Dima seguramente es una perdida de guita, pero buscar evitar los efectos de los huracanes lo serian aún mas.

    No es una decision inhumana de los politicos a escondidas de los ciudadanos. Es la decision racional que tomarian los ciudadanos, y que toman diariamente en sus decisiones, aunque no les guste escucharse. La vida tiene un precio, diferente segun el nivel de desarrollo de una sociedad y de su cultura. Pero siempre tiene un precio. Ninguna comunidad lo pone todo para eliminar los riesgos de todos en toda situación. Podriamos construir un carril por cada auto en la panamericana y evitariamos un monton de muertos, pero tambien evitariamos un monton de escuelas, hospitales y una larga lista de inversiones que no podriamos hacer.

    No digo por esto que no se deban nacionalizar las privarizadas, ni que se deba evitar las multas, ni que este sea el nivel de servicio que queremos o el que corresponda al nivel actual de gasto, ni que el gobierno audita bien. No digo nada sobre el status actual.

    Solo planteo que la formulacion “daños cero”, como casi todas las consignas que incluyen “cero”, suenan mucho mejor de lo que realmente significan. No hay pais que tenga daños cero y los planificadores ni siquiera lo buscan, porque saben lo que costaría. No tengo idea si la Argentina, o Buenos Aires, esta por encima del nivel de cortes de Nueva York, no me sorprendería que no lo estuviera.

    Y cierro mi comentario con el inicio de tu post. Marcar los errores es bueno pero a veces uno cree que no llevar una variable a lo que parece su valor maximo aspiracional es un error pero no lo es. La “diferencia cero” (para no usar error en dos acepciones distintas) tiene un costo que puede ser un error aún mayor. Suena a una apología del error y de algún modo lo es, porque el error entendido como “no llegar al punto maximo de la aspiración en determinada cosa” tiene mala prensa. Sobre todo en cuestiones públicas y nadie se anima a defender el valor social de quedarse en un punto suboptimo. Porque el suboptimo en determinada variable libera recursos para mejorar en otra.

    Está en cada uno juzgar si en la maraña de cuestiones y puntos en los que estan solucionadas estas cuestiones, maraña que llamaríámos realidad, estamos aceptablemente bien, mal o muy mal.

    Lo mio es solo un aporte al debate conceptual.

  16. giovanni
    2013/12/28 at 4:37 am

    Con el debido respeto, cada vez que escucho a Gerardo F. en la radio, cambio de estación. Hasta hace un tiempo yo era un no K. Ya soy anti K.
    Pero leyendo este artículo -y sé que hay varios en la misma línea en otros blogs oficialistas- se me prende una luz de esperanza.
    Gerardo no es un aplaudidor y puede formar parte de los que salven los restos del naufragio. Incluso de los que consigan dar un golpe de timón, antes de que se venga un golpe de otras características (tipo 1989 o 2001). Gracias, Gerardo.

  17. 2013/12/28 at 6:00 pm

    Don ElBosnio, las fallas ya vienen de hace rato. Este verano no es diferente a los anteriores, salvo que la gente está repodrida. Hace falta más inversión, y los ñatos saben bien por dónde son los problemas. El problema es que si el gobierno sigue así, se come el reclamo social al pedo

  18. giovanni
    2013/12/29 at 2:33 am

    ElBosnio, su idea no es antipática. Por el contrario. Incluso está matizada con ejemplos muy graciosos como no distraer energías para evitar los efectos de los huracanes para, en cambio, democratizar Medio Oriente!!!
    Con aportes como éste de “mantenimiento a la rotura” se hunde el gobierno y nosotros con él, incluso los que no lo apoyamos sino que lo sufrimos. Gerardo trata de evitar eso porque advierte que se torció el proceso. En toda la línea.

    No puedo resistirme a transcribir un fragmento de Aldous Huxley sobre la lealtad partidaria.
    ““La lealtad partidaria es socialmente desastrosa, pero para los individuos puede ser altamente compensadora, más aprovechable, en muchos casos, que la concupiscencia y la avaricia, puesto que los lujuriosos y los avaros difícilmente se enorgullecen del ejercicio de sus actividades. Pero la condición de partidario o correligioso constituye una pasión muy compleja que permite a quienes la ejercen desenvolverse con satisfacción en sus diversos mundos. Puesto que la actividad que realizan la ejercen en nombre de un grupo, que es, por definición, bueno e inclusive sagrado, pueden admirarse a sí mismos y aborrecer a sus vecinos, pueden ambicionar el poder y el dinero, pueden gozar de los placeres de la agresión y de la crueldad, no sólo sin sentimiento de culpa, sino con un rasgo positivo de virtud consciente. La lealtad a su grupo convierte esos vicios placenteros en actos de heroísmo. Los partidarios se ven a sí mismos como altruistas e idealistas, nunca como pecadores o criminales. Y con ciertas salvedades, lo cierto es que sí lo son. El único problema consiste en que su altruismo es, simplemente, egolatría, y su ideal, por el cual se hallan dispuestos a entregar la vida, no es otra cosa que la racionalización de los intereses corporativos y de las pasiones de facción.”
    (fragmento de Los demonios de Loudun de Aldous Huxley)

  19. ElBosnio
    2013/12/29 at 1:37 pm

    Giovanni, nunca sugeriría que el gobierno plantee el mantenimiento a la rotura. Solo que lo haga. Cosa que efectivamente hace este gobierno, los anteriores y los del planeta. Pero ninguno lo defiene públicamente.
    El secreto de la buena política es afirmar que trabajamos para que no hay un solo muerto por accidentes de transito, mientras se implementa una solución que no los evita. Y esto en todos los rubros. Aquel gobierno que reconozca que no busca eliminar las muertes caera en respaldo popular. Aquel gobierno que busque eliminar las muertes, caera por el desastre economico que habrá ocasionado.

    Las odas contra la fidelidad partidaria se disfrazan de una valoracion de la libertad individual. Pero bajo la forma actual de elección uno tiene que elegir una boleta, lo que llamariamos un partido. Si cada uno luego decide que corno votar, nuestra libertad de eleccion se vería bastante damnificada. Cosa que ocurre, pero no es algo que valoro. Valoro la libertad de quien renuncia a su banca cuando descubre que su ideario no coincide con el del partido por el cual se presentó. Protege mi libertad de elegir, protege su libertad de pertenecer.
    Lo otro es la oda al individualismo. La diga Huxley o la diga Greenspan.

    La fidelidad al grupo al que uno en absoluta libertad ha elegido pertenecer, ese es un valor. La fidelidad a los valores que uno en absoluta libertad ha elegido sostener.
    Sino es la libertad de la ameba de elegir en cada momento aquello que nos satisface mas, sin compromiso previo alguno.

  20. 2013/12/29 at 3:58 pm

    Que te falte la luz en días de 40 grados de temperatura no es nada gracioso sin duda, y que esa falta se extienda por un par de semanas, menos aún.
    Pero que nos pongamos a hablar de “crisis energética” o que estamos ante un final del mundo me parece un poco equivocado.

    No entra en el terreno de lo discutible la pasividad del Gobierno ante el tema Edenor-Sur, que ya en Enero del 2013 deberían haber sido echadas a patadas de la concesión y con justa causa.

    No hay “crisis energética”, si hay una falta muy notoria en inversiones en distribución en la CABA, ¿o alguien ha visto acaso a las distribuidoras haciendo obras de cambio de redes?, por ejemplo.

    La generación supera casi en un 50% al récord de consumo que fue de 24.000 MW

    Tampoco tienen personal capacitado suficiente para efectuar lo que El Bosnio explica muy claramente en un comentario de este post, y que se llama “mantenimiento a la rotura” algo muy común en todo el mundo.

    También han “fallado” en el tema de disponer un parque de grupos electrógenos portátiles para proveer de electricidad a las zonas afectadas.

    Edenor-Sur no están fallando muchachos, son simples piratas. La falla es del Gobierno que no los ha echado. Y a patadas.

    También me resulta muy llamativo que cuando hay errores o faltantes en la gestión del Gobierno “la militancia K inteligente” (a la que no pertenezco, por supuesto) se dedique a darle con un caño al Poder Ejecutivo, y pasan por alto detalles como el de que un amigo y socio de toda la vida de Macri, Nicolás Caputo, es dueño del 50% de Edesur. Y a Macri saliendo inmediatamente a culpar al Gobierno Nacional por la “crisis”

    http://www.infonews.com/2013/12/29/politica-116665-el-gobierno-apunto-a-accionistas-de-edesur-por-los-cortes-de-energia.php

    Y que tampoco esa militancia aclare que crisis, lo que se dice crisis, no hay. Por la simple razón que la generación es mayor a la demanda.

    http://ri.pampaenergia.com/pampaenergia/web/conteudo_es.asp?idioma=2&conta=47&tipo=24234

    Por si no fui claro: Cristina se quedó dormida con el tema de las distribuidoras. Pero tiene solución.

Deja un comentario