Crítica y autocrítica para el 2017

Y se nos va el primer año de Macri, un año para cavilar profundamente muchas cosas, pero muchas más que las aparentes. Se va el año donde el gobierno de los Ceos se aposentó con consecuencias, para ellos, quizá menos graves que lo que se podría haber supuesto. A ver: La imagen de Macri ha caído, es cierto, pero no a niveles de escándalo. Al fin y al cabo, su núcleo duro se expresó electoralmente en la primera vuelta, y fue del 34 %. Lo interesante es que si analizamos cuánto cayó su imagen y comparamos esa caída con los votos que obtuvo en esa primera vuelta comprobaremos que su piso ha crecido. Este dato duro, que ofrece la realidad, seguramente no le agradará a muchos, pero para hacer política, uno de los requisitos es no trucharse uno mismo los elementos del diagnóstico porque a partir de ahí toda conclusión será errónea. La voluntad y las ganas de modificar una determinada situación política viene después del diagnóstico.

Hay un dato que conocí en estos días que me parece muy revelador y es que si bien este diciembre no ha sido tan zarpado como el anterior en términos de temperaturas elevadísimas, los cortes de luz han bajado muchísimo más y cualquiera lo puede comprobar. Una amiga, que vive en Villa Crespo, en un edificio nuevo al que se le cortaba la luz día por medio, me cuenta que este año, la empresa cambió el cableado, mejoró notoriamente los “fierros” y cada vez que tienen algún problema, la cuadrilla está en 15 minutos en el lugar. ¿Qué nos dice esto? Nos dice que si te manejás dentro del capitalismo y en las condiciones impuestas por la historia argentina, que son bien concretas, tenés que operar sobre una suma de modos y mañas que no podés desconocer ni mucho menos pretender ordenar desde arriba porque el resultado es que el “trabajo a reglamento” termina jodiendo y mal a la gente. Aquí me parece que hay una enseñanza en lo referido a la gestión del Estado. Repito: si no estás dispuesto a expropiar las empresas prestadoras del servicio, tenés que darte una política lo más inteligente posible hacia el sector por la sencilla razón que quien termina pagando las consecuencias de la pésima relación gobierno-empresas de energía es la sociedad que se queda sin suministro. ¿Es esto una crítica al gobierno de Cristina? No. Simplemente es un análisis útil y antes que nada honesto de qué tipo de enseñanzas se deben tomar de lo actuado para que si algún día tenemos la posibilidad de recuperar el gobierno, lo hagamos capitalizando todo un cúmulo de experiencias, muchas de las cuales en su momento las veíamos positivamente, pero hoy, con el paso del tiempo, verificamos que si bien hubo muchos aciertos, también hubo muchos errores. La política es el instrumento que tenemos para corregir los errores y mejorar todo lo que se pueda lo aciertos.

Feliz 2017!

Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Email this to someone

Artículos Relacionados

  1. Primero lei esto “… si no estás dispuesto a expropiar las empresas prestadoras del servicio, tenés que darte una política lo más inteligente posible hacia el sector por la sencilla razón que quien termina pagando las consecuencias de la pésima relación gobierno-empresas de energía es la sociedad que se queda sin suministro. ¿Es esto una crítica al gobierno de Cristina? No. Simplemente es un análisis útil y antes que nada honesto…” mas arriba.

    Luego lei esto otro “…La inversión privada cae porque el sector público ahoga al sector privado, impidiéndole hacer negocios y ganar dinero, dejando de ser rentable invertir y expandir la capacidad de producción. En este sentido, nuestra performance fiscal nos conduce a tener el costo de capital más elevado de la región, con lo cual los proyectos de inversión no son rentables y mucho menos, si se nos compara con los países vecinos.

    Paralelamente, hace seis años que las exportaciones tienen tendencia declinante, ya que nuestra competitividad disminuye año tras año. No es para sorprenderse, el financiamiento del déficit fiscal ya sea con inflación (por denominador) o con deuda (por numerador) aprecian al tipo de cambio real. Este aumento del endeudamiento sube la tasa de interés en el mercado doméstico y también el riesgo país, atentando contra el crédito, la inversión y el crecimiento. Además, la elevada tasa de interés doméstica en el blog de
    Diego Giacomini Economista. Especializado en Moneda. Triatleta IronMan

  2. Todas las politicas tienen consecuencias.
    Desde controlar la renta empresaria hasta destrabar los juicios a los complices civiles de la dictadura, sin olvidar los alineamientos regionales y muchas cosas mas. Todo suma y resta y afectará el comportamiento de la inversion privada.

    Pero tambien al reves aplica. Liberar la renta empresaria, regalar recursos a la clase empresaria, frenar los juicios, congraciarse con los mercados y muchos etceteras mas, asi como mejoran la predisposición de la clase empresaria (resta ver en cuanto) tambien tiene costos en otros ordenes de la vida.

    Uno de los roles de la predica politica es desinvisibilizar estos lazos entre acciones politicas. Para que el ciudadano no se vea enfrentando a una pregunta basica del tipo “Preferis cepo o no cepo?” sino una mas compleja “Preferis cepo con pleno empleo o sin cepo pero perder el pleno empleo?”. O lo que uno crea que se incorpora en esta ecuacion.

    (Segun las creencias de cada uno, la complejidad de la pregunta incorporará algunos items y otros no. Pero lo que es seguro es que no son formulaciones binarias como si las medidas pudieran implementarse seteris paribus)

  3. No podés analizar que hay menos cortes sin analizar que hay (mucho) menos consumo, por los aumentos. La gracia estaba en eso, lograr que mejore el servicio sin sacrificar acceso al mismo. Obligando a tener el aire apagado todo lo que toleres, es obvio que se reduciran los picos de consumo y los cortes. Hace un par de días se conocieron los datos de consumo y queda clara la brusca caída del mismo.
    Ese análisis tan playito no es autocrítica, es autoflagelación. Le estas atribuyendo al gobierno haber logrado que mejore el servicio, y flagelandote y al gobierno anterior por no haberlo hecho ellos, cuando las empresas todavía no pusieron ni un pesito para mejorar ni un cableado, y todo se debe a que el pobre tipo en su casa decide cagarse de calor para que no le rompan el presupuesto por prender el aire.
    Seamos serios, está porquería NO ES ALGO QUE DEBERIA HABER HECHO EL GOBIERNO ANTERIOR. Estas tratando de ver virtud donde solo hay desprecio al pobre.

  4. Leandro, veo que entendiste lo que quisiste. A lo que apunto es a entender un poco mejor la planificación y, consecuentemente, la gestión. No podés salir a auspiciar el consumo de aires acondicionados cuando la base de energía eléctrica no la tenés garantizada y, peor aún, cuando tu vínculo con las empresas del sector es horrible. A eso me refiero. a que es pan para hoy y hambre para mañana, y eso en política es suicida.

Leave a Reply