Cristina entendió el mensaje de las urnas y eso es lo peor que le podía pasar a los que la odian

Se escucha que el gobierno tomó medidas y está modificando su accionar porque perdió las PASO. La pregunta es ¿Está mal? ¿Está mal que un gobierno escuche el mensaje de las urnas y proceda en consecuencia?

Las elecciones tienen un sentido antes que nada plebiscitario, pero quizá por la poca gimnasia democrática que tenemos por ahí no estamos acostumbrados a valorarlo tanto los ciudadanos como la dirigencia política, entonces no se contempla la posibilidad de que un gobierno reaccione ante un resultado adverso. Es más, me animaría a decir que no tenemos experiencia respecto a cómo se posicionan los gobiernos ante la derrota y evaluamos que la administración que perdió sólo tiene un camino: la retirada.

Cristina Fernández de Kirchner está demostrando en estas horas que ha leído mejor el resultado de las PASO que el triunfo arrollador de 2011 y está procediendo en consecuencia, tomando medidas que tranquilamente podría haber decidido antes -lo que de hecho es un reconociendo implícito del error- y modificando algunas cuestiones, como el de dar reportajes, que en realidad ha sido una política que también evalúa modificable. El primer reflejo fue convocar a un “amigo de la casa” como Hernán Brienza y ahora conversó con Jorge Rial, un periodista que junto a Alejandro Fantino y Reynaldo Sietecase sonó en la calle como uno de los más indicados para entrevistarla.

Cristina nos está desafiando a procesar cómo se procede en democracia ante la derrota y nuevamente pica en punta porque tiene condiciones para visualizar detalles que el resto no logra divisar. Seguramente este cambio no genere grandes alteraciones en las elecciones de octubre respecto de las PASO, pero ella lo hace en función de su gobierno, al que le quedan 2 años y dos meses de mandato.

Nos está demostrando que un presidente puede tarde o temprano modificar cosas y hasta reinventarse, mientras el resto queda encerrado en esa demonización según la cual, si no tocaba Ganancias era una yegua, y si la toca es porque perdió las elecciones.

Y sí, hay cosas que se hacen porque se perdieron las elecciones. Para eso se inventó la derrota como concepto. Y también es cierto que los gobiernos generalmente gestionan para ganarlas porque están convencidos de ser los mejores y porque para eso existen las ganas de triunfar como proyecto de vida.

Cristina entendió el mensaje de las urnas y eso es lo peor que le podía pasar a los que la odian.

Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Email this to someone

Artículos Relacionados

Leave a Reply