Artículos Relacionados

  1. Y, Gerardo? Ahora entendes a lo que iba cuando decia que no te prendas a las noticias economicas de los diarios opositores?

    No esta todo bien…eso seguro. Estamos en una batalla economica importante. Pero no estamos como ellos quieren que estemos. Al menos no por ahora. No hay que ayudarlos a generar psicosis. Siempre recorda que la economia es una ciencia social!

    1. Lali: Cuando dejes de suponer e imaginar lo que pasa por mi cabeza vas a dejar de escribir tantas sandeces. Creo haberte dicho en algún comentario que estábamos hasta las manos en lo económico, creo incluso que fue un par de días antes de la devaluta ¿Acaso no tenía razón? Lo que dijimos hoy es que el escenario no es el que preanunciaban los medios opositores el domingo pasado, pero eso no quita reconocer que seguimos estando complicadísimos.

      1. Gerardo, estas un tanto irascible no te parece? Sos pariente de Edu Feinmann que tenes que insultar a tus lectores?

  2. Excelente como siempre la entrevista con Arnaldo Bocco.
    A diferencia de algunos comentaristas, creo que a Gerardo no se le puede reprochar ser un lector acrítico de medios opositores, mucho menos hacer seguidismo de ellos.
    Mi parecer, aunque no siempre coincido con los puntos de vista específicos coincido con la perspectiva general de Gerardo, es que él alerta, enciende luces de alarma donde ve cosas que en su percepción se van a ir complicando. La verdad es que él y su trabajo (sus entrevistados, compañeros de laburo, opiniones y demás) le han pegado bastante en sus lecturas y lo que fue pasando.
    Pero también tiendo a tener confianza en la capacidad del Gobierno y los equipos. Primero porque confío en Cristina y segundo porque no me como que “desaparezca” o que esté sola, ni que no haya equipos ni mucho menos que se opere solamente con improvisación.
    No podemos descartar la opinión de cada compañero porque algo de lo que dice no nos cuadra che. Y además eso me rompe las bolas y no me aporta ni medio.

    En ese sentido, corríjame Gerardo, cuando advertía de algunos temas es evidente ahora, a la postre, que esos problemas fueron advertidos por el gobierno… que estaban elaborando medidas. No digo que lo hayan advertido porque lo leen a usted, pero quien le dice, a lo mejor lo lee alguno también. Creo que hay más en gateras: si no se hace algo con el comercio de granos donde intervenga más el Estado, quedan resortes muy fuertes que sirven para ladear a cualquier gobierno. No digo ni una JNG o un IAPI porque quizá son formas de otra época. Pero seguro que no puede haber un “estado” dentro del Estado, manejando producción, comercialización, acopio, traslado, embarque y puerto propio con dependencias en el exterior para triangular y evadir lo que se les ocurra. Y encima manejando un “banco central paralelo” y con poder de fuego en dólares que representan una proporción enorme de nuestra economía, medida en reservas o en PBI. Alguna intervención mayor, quizá a la canadiense?

    El martes pasado en conversa con compañeros de laburo, que son socios porque trabajamos por nuestra cuenta, uno dijo “si Cristina campea esta situación y corridas me vuelvo incondicional y le hago un monumento”. No se si será así. Pero a ver si alguno me dice cuántas corridas y presiones ya se superaron en estos años… Está bien, esta vez es fuerte y las reservas bajaron. Pero aún así.

    Sigo confiando en el Gobierno, pero las “reuniones y cafecitos” que dice Gerardo no sirven si no hay poder desde el Estado. Y ese poder no se ejerce sin medidas.
    Si te reunís para “pedirles por favor” estás sonado como el Alfonso. Te reunís para decirles miren señores, díganme cómo ven ustedes la cosa; para paso seguido ponerte límites vos mismo desde el Estado: nadie le puede poner límites a otro pero puede advertir lo que va a hacer si no se combina algo y se llega a algún acuerdo. Como con Repsol gente: durante años fue “diálogo y consenso”, intentar de diferentes formas que los tipos se adecúen al interés nacional, poner socios locales; cuando no funcionó, listo, te expropio.

    El poder de fuego de los grandes se reduce significativamente si los chicos y medianos no les venden a ellos sino a alguna forma que implemente el Estado, donde ponga puertos propios y canales de acopio y traslado vía ferrocarriles más camiones. Eso no se hace de un momento a otro, cierto. Y si hace falta recurrir a determinadas expropiaciones para implementarlo, sea. Lo que no se puede es seguir en un esquema donde un grupete hace de estado dentro del Estado.

    Es cierto, cuando van esas medidas drásticas del otro lado salen con el discurso de la “libertad” pero lo que está primero es que el pueblo no tenga la libertad de morirse.

    Saludos
    Ladislao

    1. Ladislao: Coincido en que no hay un estado dentro del estado que pueda manejar , como Ud dice “producción, comercialización, acopio, traslado, embarque y puerto propio con dependencias en el exterior para triangular y evadir lo que se les ocurra. Y encima manejando un “banco central paralelo” y con poder de fuego en dólares que representan una proporción enorme de nuestra economía, medida en reservas o en PBI”. Pero pregunto…¿puede permitirse esta apología del delito, manifiesta como solicitada? http://rambletamble.blogspot.com.ar/2014/02/desfinanciar-al-estado-recuerdos-del.html

  3. Es cierto Andrea, cuadra la apología del delito para muchos casos, pero hay algo que resulta evidente y es mucho peor: el delito mismo.
    En efecto, tiene razón el Lic. Baleno: http://elmagma.blogspot.com.ar/2014/02/codigo-penal-articulo-300.html

    Pero creo que no por ansiosos obtenemos mejores resultados. De momento creo que el Gobierno está apelando a los “muchos cafecitos” que dice Gerardo. Y creo que es correcto. Pero una cosa es seguir “dialogando y consensuando” y otra no tener en la gatera proyectos alternativos que resulten el garrote opuesto a la zanahoria del cafecito, hecho sotto vocce, claro, como YPF.

    Por otro lado pienso que para el mediano y largo plazo, para recuperar para el Estado el control de los resortes estratégicos de la intervención en el comercio de materias primas en general, apostar a su industrialización y generar valor agregado, al mismo tiempo que se obtienen divisas necesarias, la creación de una estructura estatal es ineludible. PERO es mucho más difícil que en energía. Allí YPF concentra la mayoría de la extracción, transporte, refinado y distribución. Mientras que en granos mucho más disperso. Aún si pensamos que no mucho más de 10 empresas concentran casi todo, ¿cómo se arma una estructura que opere en lo inmediato? NO, a diferencia de YPF, no sirve solamente expropiar Cargill… si eso fuera posible políticamente, que no creo que lo sea.
    Dónde se ponen los centros de acopio distribuidos en una geografía enorme? con qué mecanismos de logística y transporte (aún si consideramos nuevos trenes)? a través de qué puertos se exporta y con qué estructura internacional se comercia? Manejada administrativamente de qué manera, para que sea federal y funcione equitativamente para todas las regiones? Con qué mecanismos se persuade a los “pequeños productores” que les conviene venderle al Estado, si sus organizaciones están cooptadas políticamente por los grandes jugadores y en la práctica juegan para ellos y absurdamente siguen la literatura de quien los domina?
    Y no menor: existe socialmente consenso para una cosa de esta naturaleza que para muchos huele a pasado? y mejor aún: existe la fuerza política para implementarlo? (Remeber, remember, 1,2,5…)

    No me gusta pensar a todo o nada, pero si esta batalla lleva todo a los caños prefiero que sea por una apuesta grande en lugar de la apuestita al dólar gota a gota. Sé que esto me acerca a un esquema trotzkista muy lejos de mi sentimiento peronista, pero medio que entre la sangre y el tiempo yo me quedo con la sangre, porque el tiempo me demostró que se lleva mucha más sangre y muertos de hambre, metafóricamente hablando claro porque no estamos en el 55 y cuando hablamos de “guerra” por suerte no es lo mismo que en otras épocas.

    Saludos
    Ladislao

  4. Pinamar, carilo, Mar delas Pampas esta repleta de clasa media baja que se dan el lujo de una semana de vacaciones. Espero mas rigurosidad del Sr. Bocco a la hora de sacar conclusiones del poder adquisitivo del pueblo. Que hay de la gente que no veraneo? Cuantos son? que pasa con su poder adquisitivo. A mi humilde entendimiento este economista le habla a la militancia y da vuelta los hechos igual que los diarios a los que critica.

Leave a Reply