Ahora dicen que Macri es un pelotudo

Recién vi un twitt que dice “estamos gobernados por…” y abajo aparece la foto que ilustra este post. Al instante me vino a la cabeza una serie de ideas que me rondan hace rato, entre otras cosas a partir del asombro que me generan tantos seguidores del kirchnerismo para quienes la grieta está entre piolas (los K) y los pelotudos (los macristas). Esa noción es verdaderamente pedorra pero lo más grave es que es lamentable, entre otras cosas porque si llegara a ser cierta nos estaría diciendo que últimamente la mayoría de los argentinos son una manga de pelotudos ya que ungieron presidente a uno de ellos, con lo cuál estaríamos, por lo menos, colocándonos en una suerte de altar de los inteligentes que, a lo sumo, nos podrá generar algún placer solitario más no esa felicidad que engendra la sintonía con las mayorías populares.

Lo más preocupante es cuando se dictamina que Mauricio Macri es un pelotudo ¿Desde dónde se fundamenta tal aseveración? Porque estamos hablando de política y de políticos, no de genios ni de mentes superiores. Estamos hablando de cuadros con la suficiente capacidad de medir con precisión el estado de ánimo de la sociedad y operar en consecuencia. Mauricio Macri ganó la presidencia de Boca y justo durante su mandato el club inauguró una de las seguidillas de triunfos más importantes de su historia, luego se presentó para jefe de gobierno de la CABA y ganó dos veces con la fusta bajo el brazo. En 2011 se corrió de la presidencial, sabiendo que no figuraba, hasta que se presentó en 2015 y ganó.

Un verdadero pelotudo…

En un año de gobierno ha generado transferencias monumentales a favor de los grupos concentrados y reorientado la política exterior del país, todas medidas con las que discrepo de cabo a rabo pero que están enmarcadas en un rediseño de Argentina favorable a los grandes grupos económicos de occidente, que son, precisamente, su razón de ser política e ideológica. En realidad, cuesta encontrar grandes dosis de pelotudez en estas medidas de gobierno. Por supuesto que son antipopulares y antiobreras, pero acaso ¿Cuántos lo votaron para hacer lo contrario? ¿Cuántos? Dicho de otra manera: Si con nosotros las cosas estaban tan bien ¿Por qué lo votó más del 50 por ciento y porqué en la actualidad tiene un piso de adhesión superior en más de 10 puntos al 34 % de su voto duro que lo acompañó en la primera vuelta?

La explicitación discursiva del nacionalismo popular debe reacomodar y mucho su contenido político e ideológico, porque no se trata de querer el bien para las mayorías sino de ser inteligentes y astutos para vincularse con ellas y en esa sintonía lograr avances pequeños día a día. Hay gente que cree alegremente que tildando de pelotudo al presidente genera alguna empatía por fuera de sus seguidores en las redes sociales, cuando en general acumula rechazos, porque cuando a un tipo que en 2011 votó al FPV porque le parecía lo más conveniente y ahora lo hizo por Cambiemos creyendo también que era la mejor orientación del voto, a ese tipo también lo estás poniendo en el lugar del pelotudo y más grave aún: en un lugar de pelotudo tercerizado si querés: una forma sumamente astuta de recuperación de votos…para el macrismo

Además, si nos creemos que todos los que votaron a Macri son unos boludos estamos corriendo el riesgo cierto de quedar como más pelotudos aún ya que al menos ellos ganaron… Pocas cosas dan más vergüenza que perder con alguien a quien consideramos un pelotudo. Pero claro, en algunos sectores sociales pareciera que es muy confortable sentirse ganadores incomprendidos, son gentes que generalmente tienen recursos para esperar que todo explote para salir con la pera y el dedito en alto a decir

“¿Vieron que yo les dije qué iba a suceder?”

El problema de esa postura es que en la diaria, el laburante en negro, el que vive de la changa y el otro que tiene un empleo pero mal pago no puede esperar al fracaso de un gobierno porque tiene que parar la olla día a día, entonces sale a pelear el mango como puede y muchas veces termina siendo choreado por esa barrita de la esquina que al día siguiente lo saluda cuando se la cruza camino al tren. Ese tipo analizará la realidad política de una manera muy distinta a nosotros, los que tenemos la suerte de dedicar una horas a la lectura de diarios y a escribir alguna nota, como yo en este momento.

Quiero decir, en definitiva, que si no entendemos que nos falta auscultar la complejidad de nuestra sociedad y no lo asumimos como una limitación grave, nos será imposible trascender esta etapa de creernos genios que nos comunicamos día a día entre nosotros, pero sin que nadie se entere, por fuera de quienes nos siguen en Facebook y Twitter.

El primer paso es doloroso y consiste en asumir que en estos días, si hablamos de pelotudos corremos el riesgo de estar refiriéndonos a nosotros mismos…

Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Email this to someone

Artículos Relacionados

    1. TENES MUCHISIMA RAZON Y SIEMPRE LO ANALICE DESDE ESE LADO.ADVIRTIENDO “MACRI NO ES DE LA RUA”,LA GENTE IMPACIENTE,CANSADA,AGOBIADA ECONOMICAMENTE QUIERE QUE SE ELEVE EL HELICOPTERO DESDE CASA ROSADA,COMO EN 2001…PREGUNTAN,POR QUE NO REACCIONAMOS?SOMOS CAGONES?…NO ES TAN SIMPLE.ADEMAS DEL BLINDAJE MEDIATICO,TIENE UNO MUCHO MAS IMPORTANTE AUN,SU BLINDAJE FISICO,QUE COMIENZA PARA EMPEZAR EN CADA ACTO EN QUE DEBE ESTAR PRESENTE COMO DEBER PRESIDENCIAL,QUE LLEGA HASTA EL COLMO DE HACER PODAR LOS NARANJOS,RETIRANDO SUS FRUTAS, DE UNA AVENIDA QUE DABA DONDE DEBIA REALIZAR SU DISCURSO EN LA CASA DE TUCUMAN….PASANDO POR EL MEJORAMIENTO DE RELACIONES CON LAS FFAA ARGENTINAS,CONCEDIENDOLE PREBENDAS QUE NO GOZARON DURANTE EL KIRCHNERISMO…Y FINALMENTE,EL ACUERDO FIRMADO CON EL ESTADO DE GIORGIA, EEUU…ACUERDO DE COOPERACION E INTERCAMBIO DE CONOCIMIENTOS Y BLA,BLA,BLA…PERO QUE EN SU LETRA CHICA,LOS HABILITA PARA INTERVENIR EN CASO DE CONMOCION INTERIOR…SI CON EL “PELOTUDO” DE DE LA RUA TUVIMOS 39 MUERTOS,IMAGINEN UNA SUBLEVACION CIVICA,LO QUE PODRIA LLEGAR A RESULTAR,PORQUE TAMPOCO MACRI VA A SALIR HUYENDO EN HELICOPTERO…QUIENES SERAN LOS VALIENTES PARA IR A PONER EL CUERPO A LAS BALAS DE LAS FFAA ,LA GENDARMERIA, Y DE YAPA,LA GUARDIA MILITAR GEORGIANA????LOS QUE LO VOTARON Y HOY ESTAN ARREPENTIDOS??SEGURO QUE NO.ESO SE LO DEJAN AL PERONISMO.

  1. Gerardo: Los que analizamos un poco mas sabemos que Macri no es un pelotudo, podemos criticar su falta de carisma, su pésima cultura general y su incapacidad discursiva… pero ningún pelotudo llega donde llegó él.
    Ni siquiera creo que De la Rúa haya sido un pelotudo, solo fracasó en su último paso.
    Pero para los que están de nuestro lado, pero “cortan mas ancho”, un tipo que no puede hilar 5 palabras y que en este primer año no pegó una con sus políticas, es un pelotudo.
    Si los dirigentes piensan que Macri es un pelotudo, estamos perdidos, pero si algunos de mas abajo lo creen y consiguen convencer a algunos de los que votaron el “cambio sin perdida de derechos” no está mal.

  2. Este no es un PELOTUDo este es un HIJO DE PUTA, convengamos que gran parte de los que los votaron se dividen entre estos dos adjetivos, hay un tercer grup de gente a la que se podría denominar BUENUDA. Ahora dentro del circulo rojo este el hijo bobo de Franco. Diferenciemos sus capacidades intelectuales ( nulas) a su falta de escrúpulos y frialdad que lo hacen doblemente peligroso

  3. Macri puede ser un hdep, pero pelotudo jamás. Vino a gobernar para los grupos concentrados y favorecer a las familias patricias, a costa de la pobreza de millones. De hecho lo está haciendo maravillosamente. Por eso no quiero que le vaya bien, xq si a éste señor a nosotros nos va mal. Lástima que falten tres años y para esa época lo único que nos van a quedar son deudas, que sabrá Dios que generación logrará pagarlas. Mientras tanto aguantá el ajuste!!!!

  4. Estimado Gerardo, creo entender el sentido de la nota, me parece valorable, coincido en gran parte. Sobre todo en un punto: para ser estratégicos no podemos apelar simplemente a la afirmación de la pelotudez, porque sería una pelotudez.
    Ahora bien, la pelotudez no existe pero que los hay, los hay… Digo, me digo, que me encuentro con pelotudeces todo el tiempo. No puedo hacer tele-evaluaciones como el doctor Castro y evaluar al presidente, pero me da muestras de afirmaciones bastante pelotudas, incapacidades manifiestas y una larga ristra de cuestiones que yo personalmente considero estupideces. Pero no solo eso. Tiene “equipo” que cumple sus objetivos. Efectivamente el tipo se autoevaluó bien respecto de sus objetivos: tiene un ocho, hizo la mayoría de lo que quiso, aunque no todo, por ejemplo el voto electrónico.

    No creo en los esencialismos, no creo en la esencia. Por tanto no digo que por hacer algunas estupideces alguien SEA, esencialmente, estúpido.
    Parto de una concepción antropológica un poco tirada de los pelos, pero que la mantengo hace décadas: todos somos estúpidos a menos que nos pongamos conscientemente a intentar no serlo.
    Y me baso en mi experiencia personal: hago estupideces todo el tiempo, a menos que con esfuerzo, dedicación, tiempo, logre estimular mis pocas capacidades para no hacer estupideces. Aún así es mi práctica la que me hace ser estúpido o no, pero no lo soy esencialmente, puedo dejar de serlo en tal o cual cosa. Si tengo el tiempo y la dedicación.

    Pero quién en esta sociedad alienada tiene ese tiempo? Quién puede disponer de energía para dedicarla a analizar cuestiones generales de la sociedad y la política?
    El resto, todo lo demás, surge por impresiones, pequeñas cosas inconscientes que nos van quedando acumuladas y que no sabemos que están ahí. Como poner agua para el mate, no lo pensamos, lo vamos haciendo, sin pensar en procesos físicos, ebullición, temperatura, nivel de sales… y en una de esas hacemos alguna estupidez y nos quemamos o se nos hierve el agua.

    El votante que está siendo beneficiado por estas políticas que consideramos una mierda para el pueblo, claramente no es estúpido. Puede ser consciente o no que son una hijaputez, pero estúpido no es.

    El votante clase media o baja que lo votó y “no sabía” por más que se dijo y repitió, puede ser simplemente un ignorante, actuando estúpidamente en contra de sus propios intereses por pequeñas cosas que fue escuchando, zócalos que vió esperando en lo del médico, etc etc.

    Pero el que te argumenta, te discute, repitiendo las mismas pavadas que escuchó o leyó de periodistas que ya sabe que le mienten, ese, ese votante, es un estúpido. Que no le importa haber quedado ya muchas veces como un estúpido por las pelotudeces que repite, las veces que quedó como un ignorante total. Tengo una colección de esos.

    Me parece que el tipo que encabeza el gobierno nacional es un estúpido que tiene la suficiente astucia para rodearse de asesores y generar las impresiones adecuadas hacia quienes representa. Me importa tres carajos si en lo personal el tipo es un imbécil o puede discurrir sobre temáticas de una manera inteligente. Si en su familia era considerado el hijo bobo o no. Irrelevante.

    Toda la cuestión acá, me parece, es evaluar los niveles de estupidez propia que le pifia en la estrategia y la estupidez de muchos o su ignorancia que hace que voten presidente como un yogurt, “bueno para todos”, los que van mucho de cuerpo y los constreñidos, como si tal cosa fuera posible. Eso es una estupidez.

    Saludos
    Ladislao

  5. Bueno, tal vez no esté calificado para definir como “pelotudo” al amado virrey mauricio, pero, sucede que hubo un tal franco, a la sazón, indiscutido padre de la criatura que, gentilmente, ya lo definió así, “mauricio es un pelotudo”. Sabemos que uno cuando llega a ser viejo, papá o cosa equivalente, no se modera en el lenguaje pero, hacer comentarios así frente a loros al estilo majul o lanata es fuerte… bah!, digo yo, que de “macrilólogo” tengo poco y nada.
    La que sí tengo, mucha y variada experiencia, es con los rosarios, sermones y chamuyos macristas que van desde la pelotudez más básica (digamos boludez, por si suena agresivo) a la infamia más asquerosa (y casualmente pelotuda) – Cualquiera de los que da vueltas por los pagos blogueros tiene su anecdotario/repertorio de estos casos. Que levante la mano el que no mandó a la mierda a un tío, primo, amigo, etc. por causa de estas agradables charlas…. ¿no es conmovedor cuando suegras o cuñadas aparecen con el “¡basta de política, tengamos la fiesta en paz!”.
    Tá bien que la adhesión al kirchnerismo no hace “piola” a nadie (menos creo que sentirse “piola” sea la intención básica kirchnerista, la cuestión es vivir una vida mejor sin cagar a nadie), pero la K sí te hace alguien que habla de política frente a toooodo un mejunje de antipolítica y antipolíticos con excusas y chamuyos descalificantes, además de “fundamentados” en pelotudeces y mentiras. Siendo serios, el “debate” con estos especímenes no es ni civilizado ni, menos, basado en argumentos; sos vos, el “incorregible” fronterizo con el delincuente, versus la avalancha de prejuicios y honestidades truchas de tales manojos de virgencitas inmaculadas… y éso que ahora debutó en sociedad “narquito” carrió, el mariachi…..
    Pero hablemos del personaje central…. el coso, siendo benignos, es un antipolítico feroz que hace SU política (a saber, rapiñar a diestra, siniestra, por arriba y por abajo – como sea, siempre que sea mucho), mientras trata por todos los medios de destruir todos y cada uno de los vestigios kirchneristas; seamos serios, un tipo con esa clase de pretensiones, ¿es inteligente o pelotudo?, ganaste arañando y vas a hacer lo que se te cante como si tuvieras el 90% y vas a esperar la boludez-amnesia generalizada de que nadie, pero nadie, va a saltar? – Y si salta, no problem, lo cagás a palos….. hasta cuándo?, pregunta mágica que se haría alguien inteligente, un pelotudo nunca. Y es obvio que no se la hace y ahí tenemos a la genial ministra – lady pato malbec – de tour de compras en Israel…. chumboss, cascos, gases y cursos y cursitos (¿los trabajos prácticos los harán en Gaza?) – Y compra directa, sin licitación…. hay “emergencia” y necesidad de aporrear pensadores críticos… o sea, los peores, los descreídos de la revolución de la porquería alegre.
    Porque la Argentina a.m. (antes de macri) no era una revolución socialista soviética sino un moderado intento de un capitalismo menos rapaz y que “derramara” (ahí sí) efectivamente alguna de sus eventuales caras amables sobre el gauchaje de estas pampas, como ser una moto, un aire acondicionado puestos a tiro de tarjeta para cualquiera con laburo…..¿cómo podemos definir al “capitalista” experto en destruir la demanda?, genio o vulgar pelotudo? – Ya lo dijo el genial filósofo gonzalez fraga, “nos hicieron creer…..”, qué malos, no? – Y si este tipo, el fracasado del dulce de leche, por decir ésa belleza, es un pelotudo….. ¿cómo llamaríamos al muso inspirador de tal poesía, el excelentísimo mauri GT (gran turismo)?.
    Si es por capacidad de daño y dedicación a causarlo podemos pensar que el coso no es tan pelotudo como para subestimarlo pero, sucede que como nos interesa la política, esta antipolítica corrupta y destructora es una enorme, gran pelotudez. podés ser liberal, de derecha, conservador pero a la gallina de los huevos de oro no la matás, no regalás los satélites, no reventás los desarrollos científicos, no te molestan las “muchas universidades”, no desindustrializás importando hasta las cebollas…… es política y por éso justamente es de pelotudos no entender que el agua no se mastica ni que nada es gratis.
    Un “estadista”, aunque sea de derecha no es tan pelotudo…. pero bueno, capaz que el equivocado soy yo y estadista posta no pelotudo es el que ve un obama y se pone a revolotear como caniche toy feliz ….. y nadie pero nadie llamaría pelotudo a un cuzquito taaaan simpático, salvo yo, claro…. que tengo un pitbull.

  6. Es un pelotudo atomico tal vez y si no lo es , entonces que ?, Pelotudo con rueditas.?..pelotudo con carnet?…pelotudo alegre?…pelotudo contento?…

  7. El tema es complejo y por eso no puede reducirse tan fácilmente.

    a) así como hay diferencia entre astucia y picardía, la hay también dentro del mismo concepto de audacia. Audacia como “arrojo, valentía, inteligencia original aplicada” y audacia como “desfachatez lisérgica” (esa sorprendente ligereza de quien se sabe carente de luces pero se lanza igual, confiado en su ego o en la notable imprecisión que guardan los bordes del mundo, donde hay lugar para granjearse un lugar de puro culo). Esto a cuento de que Macri inscribe dentro de varias de estas categorías que no necesariamente son excluyentes;

    b) este advenimiento catastrófico contó con ayudas externas declaradas y escondidas, tremebundas ayudas internas de encumbrados locales, papamosquismo político fruto de mucho viaje en auto polarizado y muy poco colectivo de 3 dígitos y…. esto es lo más duro de tragar… con la volición de un cúmulo policlasista de individuos que, lejos de estúpidos, fueron muy conscientes de que, fuera Chana o Juana, si proveía bienestar personal y puramente egoísta, bien valía rifar derechos y décadas de historia nacional;

    c) es claro que dirigentes sociales, medios todavía honrosos, formadores bienintencionados de opinión y muchos otros bienpensantes, rehuyen la condena de los “cambiantes” cuya intención de voto se desea atraer perentoriamente (aunque las Legislativas sean paso insuficiente para derribar semejante giro de la Historia y se requiera de ópticas de más largo y creativo plazo).
    Desde esa óptica es comprensible el llamamiento al perdón ampliado minimizando la tremenda responsabilidad que le cabe a quienes eligieron racionalmente retrotraernos al siglo XIX.
    Y digo racionalmente, porque estas personas hacen uso diario de operaciones lógicas en su día a día . Sea porque laburan o sea porque rebuscan frenéticamente – legal o ilegalmente – cómo cuernos sobrevivir. Porque se necesita pensar racionalmente para llenar la panza. O para no ser muerto en el barrio. O para dibujar un balance Pyme. Así que herramientas racionales, las hubo operando en la decisión de votar al Mauricio.
    Aparte, podremos argüir (aferrándonos a cierto voluntarismo naïf) que algunos se alienaron, que fueron presa de los mutimedios, bla bla bla. Pero lo cierto es que son argentinos que suman 2 + 2 en su día a día y les da 4 , siempre. Lo que nos deja en algo complicado: esta gente decidió obviar su responsabilidad social para con los demás. Si me va bien a mí, suficiente. Esto aconteció muchísimas veces en el país. La Dictadura nos dejó grandes enseñanzas al respecto. Aunque TODAVÍA escuchemos sin ruborizarnos ni putearlos cuando graciosamente aún dicen “yo no sabía nada”.
    Hace un rato leía al siempre lúcido Nando Bonatto y éste aseguraba que había “cuestiones sin vueltas” de las que aparentemente no se puede desdecir nadie y desde donde trabajar a futuro. Y me permití disentir. Porque tales cuestiones irrenunciables, parece que no lo eran tanto, a juzgar por el retroceso. Si al paso que vamos, terminaremos preguntándonos, como los dominicos, si los indígenas tenían alma.

    d) el nefreguismo tiene sus axiomas, no es una postura de vida así nomás. Entre los cuales vegetan razonamientos pragmáticos a prueba de bala: “no me importa cuán espurio sea el referente”,”si éste falla recurro al contrario y reclamo, “si me fallan los dos primeros, seguro hay un sector progresista con vocación de cabeza de turco que pondrá la jeta por mí”. La idea es que siempre habrá quien reclame por uno sin la obligación de secundarlo… o de no traicionarlo. Así las cosas, pensar que quien, a sabiendas, se cagó en la deuda externa, , la suerte de los presos y empobrecidos, la jurisprudencia de lesa humanidad, la destrucción de la industria, ciencias, leyes y derechos laborales y corporativos conseguidos, etc…. vendrá manso a votar lo que destruyó a pala y pico, es como poco, UNA INGENUIDAD.

    Por otra parte, sobrando tanta represión, que se nos pida que reprimamos el señalamiento del daño y las manos directas que lo perpetraron – no ese tipo o tipos de arriba, porque eso es fácil- sino la acción del tipo de al lado, es… como mucho. Y así como no podemos no putear al tío o a la prima gorila en las reuniones de familia, tampoco podremos reprimir la legítima reconvención a quienes nos jodieron la vida. No se trata de sentirnos más inteligentes. Sino de no dejarnos violar reiteradamente y encima decir gracias. Saludos.

  8. Ser presidente y no gobernar es d piolas?, lo dudo. Respecto a la cantidad d boludos en 2011 y 2015 no fue mucha la diferencia, el 54% d Cristina expuso implicitamente un 46% d esos especimenes q se estiro al 51% x boludos q se viajaron con q en su gobierno los trabajadores no pagaran ganancias y el 82% movil. Y a no olvidar: la embajada gobierna, Magnetto gerencia el dia a dia y el contrabandista rubrica con su firma.

  9. Gerardo

    Hay algo que me sorprende y asusta cada vez más sobre esto que señalas. Pareciera que el Cristinismo entró, hace ya bastante, en un modo “madre”. Espera que su hijo fracase con el único objetivo de poder decirle “te lo dije”.

    El Cristinismo ya no solo se ha vuelto refractario a los sectores habitualmente “gorilas”, -como podría ser las clases medias urbanas-, sino también a los sectores más bajos que integran ese tercer tercio, hoy en disputa con Cambiemos, y que es esencial para una victoria electoral que nos acerque al gobierno.

    Ya es bastante claro que el operativo retorno de Cristina o de un gobierno popular, ese “vamos a volver” no va a ser nada fácil y no va a ocurrir por el camino de la nostalgia. Prometer el pasado sería una falsedad ni tampoco es atractivo electoralmente. El sendero de las políticas neoliberales de Macri tarde o temprano conducen a un estallido social pero eso tampoco es sinónimo de una victoria sobre el modelo neoliberal porque en el mundo sobran los ejemplos de las salidas por derecha de las crisis sociales.

    Como bien decís el subtexto de esta idea de un Macri pelotudo, es que hay una sociedad pelotuda. Esa definición, creo, es destinada a ese sector de clase baja que acompaño a Macri, y que podría resumirse en algo así como un “eras un negro, te dimos todo y así nos pagaste”. Pero la sociedad no necesita madres, ni retos y ese modo, muy habitual durante el tercer mandato, terminó generando hastío en una porción grande de la sociedad.

    Seguir por este camino solo nos aleja más de los sectores que más necesitan de un gobierno popular.

Leave a Reply to Ali Cancel reply