Aerolíneas explica al macrismo

Mariano Recalde tampoco tenía conocimientos sobre cómo administrar una aerolínea de bandera, pero algo estaba muy claro: el objetivo fue consolidar Aerolíneas como una empresa estatal poderosa, para ello contó con el apoyo incondicional de la presidenta Cristina Fernández.

Mario Dell’Acqua acaba de reconocer que tampoco tiene la más mínima idea de cómo se gestiona Aerolíneas Argentinas. la diferencia entre uno y otro radica en que así como CFK abogaba por una empresa fuerte, en manos del Estado, ahora Macri aspira a reducirla a un lugar menor, de modo que ingresen en el negocio aeronáutico un montón de empresas que, curiosamente, tienen terminales en funcionarios de su propio gobierno.

Quizá no se trate de otra cosa que de entender la esencia político-ideológica que expresa el macrismo, que no es otra que un modelo de negocios voraz que ha sido ungido como tal por la voluntad popular. El desafío, entonces, pasa por mostrarle a la sociedad cómo la están vejando.

Share on Google+1Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Email this to someone

Artículos Relacionados

  1. En algún momento, probablemente hacia el final de su mandato, va a venir el enfrentamiento a muerte entre APLA y el gobierno.
    Es inevitable, porque tratar de reducir el deficit a una cifra cercana a cero implica recortar privilegios, racionalizar el número de pilotos, y pensar la empresa desde si misma, y no desde subconjuntos de sus empleados(que si se consideran los dueños de AR, deberían plantear serlo formalmente, y tal vez lo consigan).
    En el momento del enfrentamiento, al gobierno le conviene tener al menos 3 empresas alternativas operando en Argentina a la mayoría de sus destinos internos y externos. Eso le da fuerza para negociar, o para cerrar AR si no hay alternativa

    1. Marianote: Mentiras.

      Las famosas pérdidas de AA existen porque ustedes, los biempensantes de la historia recienta de Argentina, incluyen la capitalización, que consistió en la compra de mas de 60 aviones nuevitos, O hora de vuelo.

      Por otro lado, las famosas “pérdidas” de AA ascienden al la fabulosa suma de…100 dólares per cápita en toda la gestión de Recalde.

      Como podés apreciar, una verdadera bicoca, ya que por 100 dólares, unas 15 pizzas grandes de muzza, soy uno de los dueños de 60 aviones de pasajeros de primer nivel.

      No hables al pedo, troll de Peña.

  2. La capitalización no es pérdida ni ganancia en un balance. Si es un bien durable comprado, solo se cuenta la amortización.
    Sin embargo tanto los balances 2012 como 2013 dan 2500 millones de $ (con un dolar de 5) de pérdidas. No se si 2014 y 2015 estan terminados, pero supongo que son peores.
    Hay que calcular la pérdida acumulada.

Leave a Reply