30 años de la Ley de divorcio

Hoy Raúl Alfonsín es noticia por la profanación de su tumba, algo que además de sumamente repudiable y asqueante siempre me genera mucha preocupación. Hubiera sido muchísimo mejor que el ex presidente fuera recordado porque durante su presidencia, 30 años atrás, el 3 de junio de 1987 más exactamente, el Congreso de la Nación aprobó la ley que permitió a los divorciados volver a contraer matrimonio. Este fue uno de los tantos logros del gobierno de Alfonsín, por eso da pena que se le preste tan poca atención.

Recuerdo los debates de aquellos años, recuerdo a la derecha más rancia espantada por la sanción de una ley que destruiría la familia argentina. Lo recuerdo al obispo de Luján, Emilio Ognenovich militando desaforadamente en contra de la ley de divorcio y encabezando las ordas de reaccionarios. Hasta trajo a la Virgen de Luján a Plaza de Mayo… Hoy estos temas son tomados con naturalidad y al conversar con mis hijos y contarles de aquellas jornadas los invade el asombro.

De ahí venimos

*Gracias por apoyar esta página

Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Email this to someone

Artículos Relacionados

  1. Gran recuerdo. Probablemente la ultima batalla por la popular que dió el radicalismo antes de convertirse en este aparato conservador que conocemos hoy.

    Tambien son muy apropiadas las imagenes que mostras. Nos recuerdan que la corte y varios jueces de primera, aprobaban divorcios y casamientos pos-divorcios aún antes de la ley.

    Las leyes, las costumbre y los jueces van con alguna sincronia pero nunca caminan a la par. Y no siempre ocurre lo esperable, que la cultura arrastre a las leyes y estas a los jueces. En muchos casos es al reves.
    En este caso la cultura arrastro a los jueces y estos (o la combinación de ambos) arrastraron a las leyes.
    Pero de cualquier modo, todos tuvieron un rol virtuoso. Nadie sueña con volver atras despues de 30 años.

Leave a Reply